Sistemas de protección para dispositivos eléctricos: Regletas y SAI (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida)


Los equipos informáticos (Ordenadores, Monitores, Impresoras, Router,…) así como otros dispositivos que utilizan corriente eléctrica (ej: Televisión, equipo Hi-Fi,…) pueden sufrir daños en sus componentes electrónicos dando lugar a averías, o producir la pérdida de datos en el caso concreto de sistemas de almacenamiento (ej: Discos duros, Memorias flash,…), debido a situaciones diversas:

  • Una bajada de tensión.
  • Una variación de frecuencia (Normalmente es estable en 50 y 60 Hz según la zona).
  • Ruido electrico: Interferencia de Radio Frecuencia (RFI) e Interferencia Electromagnética (EMI).
  • Picos de alta tensión repentinos.
  • Una subida de tensión eléctrica (Lo que se denomina una sobretensión), aquellas que superan el 110% del valor nominal, es decir que en una instalación doméstica de 220v a partir de unos 242v se consideraría sobretensión. La caída de un rayo en una zona próxima también puede crear una sobretensión.
  • Una caída de tensión, menores del 80-85% nominal, que en el caso de la instalaciones de 220v sería de 176-187v.
  • Transitorio de tensión, son picos de tensión de hasta 20.000 voltios .

En el caso de los ordenadores la primera “barrera” de seguridad es la fuente de alimentación aunque dependiendo de sus características pueden tener mayor o menor capacidad de protección eléctrica (es posible que cada fabricante nombre sus sistemas de protección con nombres distintos), las más frecuentes son:

  • OCP (Over Current Protection, Protección frente a sobrecorriente).
  • OVP (Over Voltage Protection, Protección frente a sobrevoltaje).
  • UVP (Under Voltage Protection, Protección frente a subvoltaje).
  • OLP/OPP (Over Load Protection, Protección frente a sobretensióm)
  • SCP (Short Circuit Protection, Protección frente a cortocircuitos).
  • OTP (Over Temperature Protection, Protección frente a exceso de temperatura).

Generalmente cuando una fuente de alimentación se estropea por un pico de tensión puede llevarse con ella alguna pieza del ordenador (disco duro, unidad óptica, placa base,…), aunque si cuenta con un buen sistema de protección no debería de estropearse ninguna otra pieza a parte de la fuente de alimentación.

El siguiente paso para mejorar la seguridad de los dispositivos eléctricos son las regletas o multibases que disponen de varios enchufes, en este caso existen diferentes tipos de regletas:

  • Normales: no implementan ningún tipo de protección, en algunos casos pueden implementar un interruptor de encendido/apagado de los dispositivos conectados a ella, por lo que son poco aconsejables para equipos informáticos o dispositivos eléctronicos de alto coste.
  • Con protección contra sobretensiones: Implementan algún tipo de protección (ej: un fusible o similar) para evitar daños a dispositivos.
  • Con protección contra sobretensiones y filtro EMI/RFI.
  • Con protección contra sobretensiones, filtro EMI/RFI y protección telefónica RJ-11 (algunos modelos puede implementar también protección para la antena de televisión): Son los modelos más completos y que ofrecen mayor protección a los dispositivos eléctricos, siendo los más aconsejables.

Con este sistema de protección podemos evitar en principio que un dispositivo eléctrico (ej: un ordenador, un monitor, una televisión,…) resulte dañado, pero no conseguiremos tener una cierta autonomía para poder trabajar con los dispositivos conectados a la regleta (ej: Guardar un archivo que hayamos creado recientemente y no se haya guardado), para eso es necesario un SAI o UPS.

En última instancia existen los SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) o UPS (Uninterruptible Power Supply, Sistema de Alimentación Ininterrumpida) que además de proteger los equipos, son también son acumuladores de energía eléctrica (usan baterías), en caso de corte del suministro electrico los SAI/UPS dan corriente eléctrica a los dispositivos conectados a ellos durante unos minutos (generalmente el tiempo suficiente para poder guardar el trabajo que estamos realizando y apagar el equipo correctamente), aunque el tiempo de autonomía sin red eléctrica depende de dos factores principalmente:

  • VA (Voltiamperios), a mayor cantidad de VA mayor tiempo de autonomía en principio.
  • Consumo de los dispositivos conectados al SAI, a mayor consumo, menor autonomía, por ejemplo no es lo mismo conectar a un SAI de 750VA (unos 450W) un equipo de sobremesa (Torre + Monitor) que un Portátil que usa un transformador de unos 90w, en el segundo caso obtendremos una autonomía mayor porque el consumo del portátil es menor.

Existen tres tipos de SAI:

  • Off Line o Stand By: son los más asequibles practicamente se puede decir que actuan como baterías en caso de ausencia del suministro eléctrico, aunque algunos modelos pueden llevar sistemas de regulacion de voltaje, denominado AVR (Automatic Voltaje Regulator, Regulador de Voltaje Automático), que permite controlar el voltaje de funcionamiento de tal forma que si hay una ligera bajada/subida de tensión el SAI la absorbe sin pasar a modo bateria, pertenecen al nivel 3.
  • In Line o Interactivos: Son modelos Off Line más complejos que integran un sistema AVR, actuán en el caso de ausencia del suministro eléctrico pero pueden soportar ligeras variaciones de voltajes/tensiones, son los más recomendables teniendo en cuenta su relación precio/prestaciones/seguridad pertenecen al nivel 5.
  • On Line (En Linea): Son los más avanzados, siempre están funcionando en modo batería, filtrando la corriente de tal forma que al SAI le entra la corriente alterna y la filtra para que sea de 220v siempre, evidentemente si corta el suministro electrico el SAI pasa a modo bateria como en los casos anteriores, pertenecen al nivel 9, son los más seguros aunque también los más caros con diferencia, y en algunos casos (dependiendo del modelo) pueden ser ampliables en paralelo con otro/s SAI iguales.

A la hora de elegir un SAI/UPS es necesario tener en cuenta:

  • El tipo de SAI: Off Line, Interactivo u On Line.
  • El tipo de tomas de corriente, en función de lo que se vaya a conectar al SAI puede ser necesario unas tomas u otras, por ejemplo las habituales en uso doméstico son las denominadas Schuko.
  • El número de tomas de corriente protegidas con batería por el SAI y número de tomas protegidas por el SAI sin batería, es muy habitual que los SAI de 700VA (VoltiAmperios) o menos lleven como mucho 4 tomas de corriente (al menos 1 de ellas debería estar protegida unicamente contra sobretensiones sin batería ya que si todas las tomas del SAI estan protegidas por batería podría producirse una sobrecarga en el SAI y no funcionar) aunque hay excepciones (ej: APC Back-Ups ES de 400VA/500VA/700VA llevan 8 tomas, 4 protegidas con batería y otras 4 protegidas sin batería), mientras que los modelos de 1000VA ó más suelen llevar 8 tomas (4 protegidas por batería y otras 4 protegidas sin batería). A mayor número de tomas más fácil es controlar los dispositivos conectados al SAI.
  • Los sistemas de protección adicionales, normalmente los SAI/UPS cuentan con protección RJ-11 para teléfono/fax.
  • La capacidad del SAI que necesitamos, normalmente los fabricantes usan como medida los VoltiAmperios (VA) que no se corresponden con el consumo en Watios de forma directa, es decir que un SAI de 750VA equivale a unos 450W (no  a 750W), generalmente los fabricantes indican tanto los valores en VoltiAmperios (VA) como en Watios, por ejemplo un SAI de 1000VA tiene unos 600W. Hay que tener en cuenta que un SAI es un componente para largo plazo  (las baterías pueden durar varios años) por lo que es conveniente comprar un SAI que no se quede corto por si cambiamos o ampliamos el equipo informático.
  • Posibilidad de arrancar con batería sin presencia de tensión, lo que se denomina arranque en frío, es útil por ejemplo si necesitamos encender el equipo y no tenemos suministro eléctrico en ese momento, aunque para ello es necesario que las baterías del SAI esten cargadas puesto que si no lo están el SAI no sera capaz de encederse y suministrar alimentación por batería al equipo.
  • Saber si dispone de software de monitorización y cierre (no todos lo incorporan), el software de monitorización y cierre permite saber en todo momento el estado del SAI (nivel de batería, autonomía restante,…) y por otro lado puede apagar el ordenador antes de que la batería del SAI se agote por completo, para llevar a cabo estas funciones se usa un cable de comunicación entre el SAI y el PC, este cable puede ser serie (RS-232) o USB, siendo más aconsejable usar el USB ya que es más actual que el puerto serie (en desuso).
  • Sistemas operativos soportados por el Software de monitorización y cierre, normalmente tienen soporte para Windows pero no siempre para otros sistemas como Linux, Mac OS, Unix,…
  • Cambio de baterías por parte del usuario lo que facilita el mantenimiento del SAI, o por personal cualificado (normalmente del propio fabricante o personal autorizado por el mismo) lo cual supone un sobreprecio en el mantenimiento.
  • El sistema de montaje, lo normal es que un SAI se admita un montaje vertical u horizontal, aunque los modelos orientados a empresa permiten el montaje en Rack de 19″ (normalmente se denominan enrackables).
  • El diseño del SAI, dependiendo del fabricante pueden tener lineas más o menos cuadradas.
  • El nivel de ruido que tiene, algunos modelos tienen refrigeración pasiva (usan piezas de metal para disipar el calor de los componentes del SAI) y su nivel de ruido es nulo en funcionamiento (aunque tienen las alertas acústicas correspondientes), mientras que otros modelos recuren a refrigeración activa (usan ventiladores para disipar el calor de los componentes del SAI) por lo que dependiendo de la calidad y prestaciones del ventilador pueden ser más o menos ruidos.

Así mismo es importante tener en cuenta que a un SAI no se debe conectar:

  • Una regleta para ampliar su número de conexiones ya que si la toma a la que se conecta la regleta esta protegida con batería se podría sobrecargar el SAI lo cual produciría un aviso acústico por parte del mismo para alertar al usuario del fallo, otra cosa sería conectar una regleta a una toma protegida sin batería en este caso no debería suponer un problema ya que en caso de corte del suministro eléctrico la regleta no sería alimentada por el SAI al estar conectada a una toma con protección pero sin batería.
  • Dispositivos informáticos que tienen picos de arranque como las impresoras, especialmente las Láser.
  • Dispositivos de alto consumo como por ejemplo estufas, calefactores,…

Entre los fabricantes más conocidos de regletas y SAI/UPS están:

  • MGE (Pertenece a Merlin Gerin), también fabrican regletas con protecciones eléctricas
  • APC (actualmente pertenece a MGE), también fabrican regletas con protecciones eléctricas.
  • Salicru

Otros fabricantes de regletas y/o SAI menos conocidos pero que también pueden dar buenos resultados son:

Más información sobre SAI y fallos eléctricos en:

About these ads

Una respuesta

  1. muy interesante .

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: