Impresoras en una red local


Actualmente las impresoras se pueden compartir en una red local (LAN: Local Area Network) de varias formas:

  1. Conectando la impresora normalmente mediante un cable USB a un equipo de la red local y compartiéndola como “Recurso compartido” dentro del grupo de trabajo/dominio en el que estamos con el resto de equipos con la configuración correspondiente.
  2. Conectando la impresora a un servidor de impresión y este a su vez a nuestra red local con la configuración correspondiente.
  3. Comprando una impresora que disponga de un puerto de red: Ethernet/LAN (RJ-45) o Wifi/WLAN (Wireless LAN) 11b/11g que se conecta directamente a nuestra red local con la configuración correspondiente.

El primer método es el más asequible y el más extendido sobre todo si se utilizan sistemas operativos diferentes junto con impresoras antiguas (Con puerto Paralelo o USB), ya que permite utilizar una impresora en red sin muchas dificultades, sin embargo este sistema tiene una pega principalmente y es que para poder usar la impresora compartida es necesario que el equipo que comparte la impresora en la red este encendido y conectado a la red local para poder imprimir desde otro ordenador con la impresora compartida.

El segundo sistema es algo más elaborado ya que la/s impresora/s se conectan a un dispositivo de red (Servidor de impresión) que se encarga de compartirla/s (Algunos servidores de impresión permiten conectar más de una impresora), sin embargo actualmente no es un sistema muy común (En muchos casos se utiliza el primer método por ser más económico al menos en cuanto a hardware). En este caso las impresoras no dependen de un equipo concreto sino de un servidor de impresión que debe estar conectado a nuestra red local.

El tercer caso es la mejor opción con diferencia siempre y cuando tengamos sistemas operativos actuales (Ej: Windows XP o superior, ya que necesitamos instalar los drivers de la impresora en cada equipo) ya que nos permite compartir una impresora a través de una conexión  de red:

  • Ethernet/LAN (RJ-45).
  • Wifi/WLAN (11b/11g).

Siempre y cuando instalemos la impresora en todos los equipos de la red que necesiten imprimir documentos, la mayor ventaja es que no es necesario ningún dispositivo de conexión como si ocurre en los dos casos anteriores, porque la propia impresora se conecta directamente a la red local bien mediante un cable de red Ethernet (RJ-45) o bien mediante Wifi 11b u 11g (Información de Configurarequipos sobre impresoras Wifi).

Actualmente pueden encontrarse impresoras y multifunciones de inyección de tinta con conexión de red Ethernet/LAN (RJ-45) con precios relativamente asequibles (También existen impresoras láser pero son algo más caras y suelen estar orientadas al sector profesional) como por ejemplo:

  • Impresoras:
    • Epson Stylus Office B40W (Además tiene  Wifi), ronda los 115 €.
    • Hewlett-Packard Officejet 6000 ronda los 92 €.
    • Hewlett-Packard DeskJet D5560 (Sólo tiene Wifi, no tiene Ethernet), ronda los 80 €.
    • Hewlett-Packard Officejet Pro 8000, ronda los 138 €.
  • Multifunción (Al menos: Impresora, Copiadora y Escáner):
    • Epson Stylus Office BX310FN (Además tiene Wifi), ronda los 95 €.
    • Epson Stylus Office BX610FW (Además tiene Wifi), ronda los 148 €.
    • Hewlett-Packard Officejet 6500, ronda los 110 €.
    • Hewlett-Packard Officejet 6500 Wireless (Además tiene Wifi), ronda los 150 €.

Independientemente del modo de compartir una impresora dentro de un red local, coseguimos varias ventajas para un usuario doméstico y/o PYME (Pequeña y Mediana Empresa), entre ellas:

  1. Poder comprar una impresora de gran volumen (Aquellas que pueden imprimir una gran cantidad de páginas/mes) si la necesitamos en lugar de comprar varias impresoras de bajo coste y bajo volumen de impresión (1 para cada equipo que necesite imprimir documentos).
  2. Ahorrar costes en tinta ya que si disponemos de varias impresoras diferentes sería necesario comprar cartuchos de tinta diferentes (E incluso tener cartuchos de reserva por si nos quedasemos sin tinta), mientras que con una sóla impresora sólo necesitamos un juego de cartuchos en la impresora y si acaso unos de reserva por si se agotan y no tenemos a mano, ya que el volumen de impresión (páginas/mes) sería superior porque todos los usuarios utilizarían una sóla impresora.
  3. No necesitamos tener un equipo dedicado en exclusiva que comparta la impresora ni un servidor de impresión, con tener la impresora enchufada a corriente, conectada a la red local e instalada en todos los equipos de la red es suficiente para que cualquier usuario de la red local pueda imprimir sus documentos.
About these ads

Una respuesta

  1. [...] Siga este enlace : Impresoras en una red local « Silverfenix7's Blog [...]

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: