Velocidad de transferencia de memorias flash


Muchas veces encontramos memorias flash USB que son bastante baratas (En comparación con otros modelos de la misma capacidad pero de otras marcas), en muchos casos se eligen por el diseño o tamaño de la memoria flash USB, por ejemplo las Transcend T3 o las Kingston Data Traveler Mini Slim que son de tamaño reducido prácticamente son tarjetas de memoria flash (SD, MMC,…) con un puerto USB, como se puede ver en esta imagen (Transcend T3, arriba y Kingston DT Mini Slim, abajo):

miniflashusb

Sin embargo muchas veces no se tiene en cuenta el factor más importante, su rendimiento, ya que en el mercado existen muchos fabricantes de memorias USB y muchos modelos dentro de los mismos fabricantes (con diferentes prestaciones), la media de tasa de transferencia de datos en una memoria flash suele situarse en torno a los:

  • 10 MB/seg para lectura (unas 66x, teniendo en cuenta que 1x equivale a unos 150 KB/seg),
  • 5 MB/seg (unas 33x, teniendo en cuenta que 1x equivale a unos 150 KB/seg),  apróximadamente la mitad en escritura.

Teniendo en cuenta que actualmente es fácil encontrar memorias flash USB de 4 GB, 8 GB, 16 GB e incluso de 32 y 64 GB si tenemos una unidad “lenta” tardaremos mucho más tiempo en copiar datos de la memoria al ordenador y viceversa, por ejemplo si queremos volcar (Escribir) un DVD de 4,5 GB (Unos 4.500 MB) en una memoria flash de 8 GB, Si tuviera una tasa de escritura de unos:

  • 5 MB/seg tardaríamos aproximadamente unos 15 minutos (4500 MB / 5 MB/seg).
  • 10 MB/seg, tardaríamos unos 7 minutos y 30 segundos (4500 MB / 10 MB/seg)..
  • 15 MB/seg, tardaríamos unos 5 minutos (4500 MB / 15 MB/seg)..
  • 20 MB/seg, tardaríamos unos 3 minutos y 45 segundos (4500 MB / 20 MB/seg).
  • 25 MB/seg, tardaríamos unos 3 minutos (4500 MB / 25 MB/seg).
  • 30 MB/seg, tardaríamos unos 2 minutos y 30 segundos (4500 MB / 30 MB/seg).

Estos mismo tiempos se pueden aplicar a la lectura de datos, cuanto más rápida sea la memoria menos tiempo se tardaría.

Es decir que con la tasa normal de unos 5 MB/seg se tardaría unos 15 minutos para volcar 4,5 GB, mientras que si la tasa es de unos 15 MB/seg se tardarían unos 5 minutos, evidentemente cuanto mayor sea la capacidad de la memoria USB más tiempo se tardaría en llenarla, por ejemplo:

  • Si llenásemos una memoria flash de 16 GB con 5 MB/seg se tardaría aproximadamente unos 55 minutos, mientras que si funcionase a 15 MB/seg serían unos 18 minutos.
  • Si llenásemos una memoria flash de 32 GB con 5 MB/seg se tardaría aproximadamente unos 110 minutos (aproximadamente 1 hora y 50 minutos), mientras que si funcionase a 15 MB/seg serían unos 37 minutos.
  • Si llenásemos una memoria flash de 64 GB con 5 MB/seg se tardaría aproximadamente unos 219 minutos (unas 3 horas y 39 horas), mientras que con una unidad de 15 MB/seg se tardaría unos 73 minutos (aproximadamente 1 hora y unos 13 minutos).

El problema es que en muchos casos las prestaciones de USB 2.0 (hasta 480 Mbps, unos 60 MB/seg) no se llegan a provechar y los tiempos teóricos anteriores pueden prolongarse más de la cuenta.

Así mismo hay que tener en cuenta que las velocidades de lectura y escritura más habituales suelen ser las más bajas, en la tienda online de Alternate España (Sección Stick y Memorias > Stick USB) y la de Alemania (Speichermedien > USB-Sticks) pueden verse las prestaciones de algunos modelos de memorias flash (en principio se supone que los propios fabricantes suelen indicar este valor pero no siempre es así), por ejemplo entre las memorias flash USB más rápidas destacan:

  • Corsair Flash Voyager/Voyager GT: hasta 24 MB/seg en lectura y hasta 10 MB/seg en escritura, ademas de buenas prestaciones también es bastante más robusto que las unidades normales, El Voyager esta recubierto de goma y puede mojarse, o caerse al suelo sin miedo a que se rompa, aunque no es irrompible, como se puede ver en este articulo de Hardware Secrets. La versión GT es más rápida. En Noticias3D (Voyager 512 MB, más que nada para ver las pruebas físicas), Hard-H2o (Voyager 512 MB), más que nada para ver las pruebas físicas, Maximo PC (Voyager 512 MB, más que nada para ver las pruebas físicas), Noticias3D (Voyager GT vs. Corsair Flash Readout), MadBoxPC (Voyager GT 2 y 4 GB), MadBoxPC (Voyager 2 GB), Hard-H2o (Voyager GT 8 GB), Maximo PC (Voyager GT 16 GB), MexHardware (Voyager GT 16 GB), Toxico PC (Voyager 8 GB), Future Look (Voyager 32 GB), se pueden ver algunas reviews.
  • Corsair Survivor/Survivor GT: Tiene un rendimiento similar al Voyager/Voyager GT, puesto que es una versión derivada de estos, que es todavía más robusta: es sumergible a 200 metros, soporta golpes, se puede decir que es casi irrompible. La versión GT es más rápida. Hay varias reviews en: Noticias3D (Survivor GT 8 GB), Noticias3D (Survivor vs. Voyager GT), MexHardware (Survivor 4 GB), Toxico-PC (Survivor GT), Traficantes de Hardware (Survivor de 8 GB), Maximo PC (Survivor GT 8 GB), Future Look (Survivor 32 GB), Driver Heaven (Survivor GT, en inglés), Hexus (Survivor 32 GB), en inglés, entre otros análisis.
  • OCZ Rally 2: tiene una tasa de lectura de hasta 35-28 MB/seg y hasta 8-15 MB/seg de escritura. La capacidad máxima es de 32 GB.
  • OCZ Rally 2 Turbo: tiene una tasa de lectura de hasta 35 MB/seg y hasta 30 MB/seg en escritura. La capacidad máxima es de 8 GB.
  • OCZ ATV: tiene una tasa de lectura de hasta 30 MB/seg y hasta 15 MB/seg de escritura, su diseño es similar al Flash Voyager de Corsair. La capacidad máxima es de 32 GB.
  • OCZ ATV Turbo: tiene una tasa de lectura de hasta 35 MB/seg y hasta 30 MB/seg de escritura, su diseño es similar al Flash Voyager de Corsair. La capacidad máxima es de 8 GB.
  • Transcend JetFlash V10 16 GB: tiene una tasa de lectura de hasta 25 MB/seg y hasta 12 MB/seg de escritura.
  • Patriot XPorter XT Boost/Magnum (hasta 210x según el modelo): tiene una tasa de lectura de hasta 30 MB/seg y hasta 13 MB/seg de escritura. La capacidad máxima es de 64 GB.
  • Kingston Data Traveler HyperX: tiene una tasa de lectura de hasta 30 MB/seg y hasta 20 MB/seg de escritura, un detalle a tener en cuenta es que el conector USB es retráctil por lo que no tiene “tapa”. La capacidad máxima es de 8 GB.
  • Buffalo Type S 2 GB (180x): tiene una tasa de lectura de hasta 28 MB/seg y hasta 14 MB/seg de escritura. La capacidad máxima es de 4 GB
  • Buffalo FireStix R (210x): tiene una tasa de lectura de hasta 32 MB/seg y hasta 27 MB/seg de escritura. La capacidad máxima es de 16 GB.
  • Verbatim Store ‘n’ Go USB Panther Ed. de 4 GB: tiene una tasa de lectura de hasta 30 MB/seg (200x) y hasta 12 MB/seg (80x).
  • Verbatim Store ‘n’ Go USB Executive (4 GB, 8 GB , 16 GB): tiene una tasa de lectura de hasta 30 MB/seg (200x) y hasta 12 MB/seg (80x). Tiene el mismo rendimiento que la Panther Ed.

En este hilo del foro de Noticias3D: Test: Cual es la velocidad de tu Pendrive ?? hay análisis de rendimiento de bastantes memorias flash, lo que sorprende es que en algunos casos los fabricantes anuncian sus valores por debajo de las prestaciones reales del producto.

Así mismo según parece la comparación de velocidades (numero de “x” del dispositivo) entre fabricantes puede servir de referencia pero no indica que los dispositivos tengan la misma velocidad de Lectura y Escritura, sino que es posible que uno sea ligeramente un poco mas rápido que otro ya que casi nunca coinciden.

Otro factor a tener en cuenta es la seguridad de la información que se guarda en la memoria flash ya que por ejemplo algunos modelos como los Kingston Data Traveler For Enterprise (usan encriptación AES) y los Data Traveler For Government (usan AES y FIPS 140-2 Level 2 certified según el nivel de seguridad que requiera el usuario en función del modelo en cuestión). De todas formas la encriptación de datos también se puede conseguir a través de programas freeware como TrueCript (Utiliza AES) que son relativamente seguros, el problema puede ser recuperar los datos si olvidas la contraseña.

Un punto importante a la hora de elegir una memoria USB son los posibles extras que pueda llevar como por ejemplo:

  • Tiempo de garantía del dispositivo, algunos tienen hasta 10 años de garantía o incluso garantía de por vida (Life Guarranty).
  • Posibilidad de encriptar los datos con algún sistema fiable como AES bien por hardware o a través de alguna utilidad o programa (por ejemplo TrueCrypt).
  • Cable prolongador USB (Tipo A Macho – A Hembra) muy útil si el equipo donde se usa la memoria USB no dispone de puertos USB frontales siendo necesario enganchar el dispositivo a los USB traseros. Este tipo de cables también los venden sueltos, el cable sería de este tipo:

cableusb-a-macho-a-hembra

  • Posibilidad de usar la unidad como dispositivo de arranque (siempre y cuando la BIOS de la placa base permita arrancar desde un dispositivo USB), de esta forma se podría usar para instalar un sistema operativo y poder acceder a un sistema dañado, aunque para eso sirven también los Live CD que son Sistemas Operativos arrancables desde la unidad de CD-Rom.
  • CD con drivers (algunos fabricantes se ahorran dicho CD dando la pagina donde descargarlos, o incluyen el software en la memoria flash) por si el sistema operativo que usamos no esta soportado de forma estándar, por ejemplo Windows 98 necesita drivers para poder manejar estos dispositivos, mientras que Windows 2000/XP no los necesita.
  • Software adicional que ofrezca el fabricante.

Las tarjetas de memoria como por ejemplo:

  • Multimedia Card (MMC) y sus variantes (ej: RS-MMC).
  • Secure Digital (SD) y sus variantes (ej: MiniSD y MicroSD).
  • Compact Flash Tipo I (CF I).
  • Memory Stick y sus variantes (Utilizadas por las cámaras Sony).
  • xD (este formato apenas se utiliza, lo emplean algunas cámaras como las Olympus).

También tienen rendimientos diferentes de Lectura/Escritura que varía en función de su velocidad, esta velocidad suele medirse en un número de “x”, es decir :

  • Una tarjeta de 80x es 80 veces más rápida que una versión normal, teniendo en cuenta que 1x equivale aproximadamente a 150 KB/seg.
  • Una tarjeta de 133x es 133 veces más rápida que una versión normal, teniendo en cuenta que 1x equivale aproximadamente a 150 KB/seg.

La velocidad de transferencia de estas tarjetas de memoria es útil solamente si el dispositivo que usa dicha tarjeta es capaz de aprovecharla (Por ejemplo una cámara de fotos digital de 10 MP, que captura imágenes a ráfagas (también conocido como disparo continuo) de varias fotos por segundo, la unidad de medida son los fps, o Fotogramas Por Segundo), ya que de otro modo no se verá esa mejora de rendimiento, en caso contrario (es decir una tarjeta más lenta) se producirá un cuello de botella en el dispositivo ya que no podrá pasar la información tan rápido como se espera; por ejemplo:

Si se copiasen 700 MB de una tarjeta SD de 1 GB de 10x (aproximadamente unos 5 MB/s) e hiciésemos lo mismo con una de 80x (aproximadamente unos 12 MB/seg) a un CD grabable (CD-R) a una velocidad de 52x (7.200 KB/seg > 7,2 MB/s, 1x = 150 KB/s), en la tarjeta de 10x tendríamos un cuello de botella (aumentando el tiempo de copia o incluso dejando inservible el CD si la grabadora no dispone de tecnología Bufer Under Run, actualmente cualquier grabadora de CDs o DVDs implementa dicha tecnología) mientras que en la de 80x no existiría dicho cuello de botella puesto que la tarjeta pasaría la información a una velocidad superior incluso a los 7.2 MB/s que necesitaría la grabadora de CDs. Esto mismo se puede aplicar a las memorias USB.

Actualmente las tarjetas de memoria flash (SD, MMC, Memory Stick,…) en lugar de utilizar el sistema de “n” x, utilizan un sistema de clases para determinar la tasa de escritura mínima, existen tarjetas Clase 1 (Class 1), Clase 2 (Class 2), Clase 4 (Class 4) y Clase 6 (Class 6), estas últimas son las más rápidas.

Quizás sería interesante que los fabricantes aplicasen un sistema unificado de rendimiento (en lectura y escritura de datos) para la memoria flash, tanto en formato USB como en tarjetas flash (SD, MMC, Memory Stick,…), basado en clases o algún otro sistema, que informará al usuario claramente de sus prestaciones mínimas tanto en lectura como en escritura, ya que las tasas máximas no siempre se alcanzan al 100%. Así mismo tampoco vendria mal que indicaran el rendimiento (en lectura y escritura) aproximado de la unidad tanto en la pagina web del fabricante como en el producto, ya que en muchos casos se compran a “ciegas” sin saber si conseguiremos un buen rendimiento

¿Portátil o Sobremesa?


portatil-sobremesa

Actualmente los equipos portátiles tienen precios más que asequibles (muchos equipos portátiles rondan los 500 – 600 €), las ventajas principales de un equipo portátil son:

  1. Al ser tan compactos y ligeros , tienen mayor movilidad que un sobremesa.
  2. Suelen ser menos ruidosos que un equipo de sobremesa.
  3. Incluyen todo el hardware necesario para funcionar (placa base, procesador, tarjetas, monitor, teclado, TouchPad (hace las veces de ratón),… en una pieza.
  4. Facilitan la conexión a redes y/o Internet sin cables, ya que actualmente cualquier equipo portátil integra una tarjeta inalámbrica (tarjeta Wifi) 11g (hasta 54 Mbps) o en los modelos mas recientes 11n (hasta 300 Mbps).
  5. Tienen una cierta autonomía sin estar conectados a corriente eléctrica, ya que tienen una batería.
  6. En caso de un pico de tensión en principio lo que se estropearía seria el transformador del portátil (en un equipo de sobremesa con un pico de tensión puede estropearse de entrada la fuente de alimentación y de rebote alguna que otra piezas mas como por ejemplo: Placa base, Microprocesador, RAM, Alguna tarjeta (Sonido, Red, Vídeo,…), Disco duro, Unidades ópticas,…)
  7. El consumo de un equipo portátil conectado a la red eléctrica es menor que un sobremesa.

Sin embargo también tienen sus inconvenientes como por ejemplo:

  1. Generalmente por el precio de un portátil se puede comprar un equipo de sobremesa bastante mejor, lógicamente a mayor precio en el equipo portátil más prestaciones tendría un sobremesa.
  2. Son una plataforma “cerrada”, difícilmente ampliable ya que por ejemplo las tarjetas gráficas suelen ser integradas (ej: Intel GMA4500) o en el caso de ser dedicadas (ej: GF9xxx o Ati HD3xxx) están soldadas a la placa base por lo que no es posible cambiarlas, aunque actualmente se ha presentando un estándar denominado MXM desarrollado por nVidia (información de nVidia sobre la tecnología MXM) que permitiría sustituir una gráfica por otra aunque actualmente apenas esta implantado.
  3. Las piezas de reparación y/o de ampliación son más caras que en un sobremesa ya que usan formatos específicos para portátiles, por ejemplo los discos duros son de 2,5″ (un disco de sobremesa estándar es de 3,5″), usan memoria SO-DIMM (con un tamaño menor que las DIMM estándar), la unidad optica es de tipo Slim Line, sustituir el teclado puede salir más caro que comprar uno adicional por PS/2 ó USB.
  4. Las reparaciones graves (ej: Placa base, Tarjeta Gráfica o el Monitor) generalmente son mas caras que en un portátil, porque hay que enviar el portátil al SAT (Servicio de Asistencia Técnica) oficial del fabricante (pocas tiendas de informática locales suelen reparar este tipo de averías), contar el precio de la mano de obra y el precio de la pieza, por lo que normalmente trae más cuenta comprar un portátil nuevo.
  5. Son relativamente más delicados que los equipos de sobremesa ya que en caso de golpe u otro tipo de accidente (ej: Derrame de líquidos) se puede dar el portátil por perdido.
  6. La duración de las baterías es limitada tanto en tiempo de uso (una vez descargada el portátil se queda apagado si no hay un enchufe cerca), como en tiempo de vida (las baterías tienen un número limitado de ciclos de carga y descarga, una vez agotados su autonomía se reduce de forma significativa), y una batería nueva no suele ser “barata”, rondan los 100 € o más.
  7. Los periféricos integrados (Teclado y Touch Pad) son poco ergnómicos generalmente ya que por ejemplo en muchos casos los teclados de los portátiles no son “completos” como son los de sobremesa.
  8. Si compras un portátil y le añades demasiados periféricos (ej: Monitor más grande, un sistema de audio 2.1 de calidad, un disco duro externo, un teclado, un ratón,…) deja de ser tan “portátil”.
  9. Comprarlos de segunda mano no suele ser muy buena idea porque los precios no bajan excesivamente y suelen tener las piezas con un desgaste que a corto o medio plazo puede suponer un gasto extra al tener que sustituir piezas como por ejemplo la Batería o el Disco duro.

Por otro lado los equipos de sobremesa también tienes sus ventajas y desventajas, en cuanto a sus ventajas cabe comentar algunas como por ejemplo:

  1. A igualdad de precio con un portátil se pueden conseguir mayores prestaciones.
  2. El mantenimiento, tanto de ampliación como de reparación de un equipo de sobremesa es más sencillo y asequible.
  3. Se puede actualizar fácilmente, es decir si queremos cambiar alguna pieza (ej: Microprocesador, RAM, Disco duro, Gráfica,…) solamente hay que buscar una compatible, en un portatil estamos más limitado (por ejemplo cambiar la grafica es imposible ya que esta integrada en la placa base, aunque esta sea una gráfica dedicada)
  4. Los periféricos (Teclado y Ratón) son más cómodos.

En cuanto a sus desventajas se pueden comentar por ejemplo:

  1. Son más difíciles de transportar, aunque actualmente existen modelos de sobremesa compactos (ej: Ordenadores con caja Minicubo), pero siempre que se transporte el equipo sera necesario llevar al menos: la caja, el monitor y los perifericos minimos (teclado y ratón).
  2. Tienen un volumen mayor, ocupando mucho más sitio físicamente que un portátil, esto en parte esta ligado a la razón anterior.
  3. Su consumo generalmente es mayor que en un equipo portátil.
  4. No tienen autonomía propia, en caso de corte de suministro eléctrico se pierde el trabajo que estemos realizando y no se haya guardado, sin embargo en un equipo de sobremesa esto se puede solucionar con un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) o UPS (Uninterruptible Power Supply).
  5. Necesita periféricos adicionales, al menos: Teclado, Ratón, Monitor y Altavoces.