Leyes de Murphy


Todos conocemos las leyes de Murphy (Historia en Wikipedia), que dio a conocer diversas leyes entre las más conocidas:

Si algo puede salir mal, saldrá mal.

Que tiene varios corolarios:

  1. Nada es tan fácil como parece.
  2. Todo lleva más tiempo del que usted piensa.
  3. Si existe la posibilidad de que varias cosas vayan mal, la que cause más perjuicios será la única que vaya mal.
  4. Si usted intuye que hay cuatro posibilidades de que una gestión vaya mal y las evita, al momento aparecerá espontáneamente una quinta posibilidad.
  5. Cuando las cosas se dejan a su aire, suelen ir de mal en peor.
  6. En cuanto se ponga a hacer algo, se dará cuenta de que hay otra cosa que debería haber hecho antes.
  7. Cualquier solución entraña nuevos problemas.
  8. Es inútil hacer cualquier cosa a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos.
  9. La naturaleza siempre está de parte de la imperfección oculta.
  10. La madre Naturaleza es malvada.

Filosofía de Murphy: Sonría. Mañana puede ser peor.

A raiz de estas leyes han aparecido otras como:

  • Ley de Pudder: Todo lo que empieza bien, acaba mal. Todo lo que empieza mal, acaba peor.
  • Postulado de Tylczak sobre la probabilidad: Los sucesos fortuitos tienden a suceder todos juntos.
  • Corolario de Farndick del quinto corolario: Después de que las cosas hayan ido de mal en peor, el ciclo se repetirá.
  • Ley de Fulton sobre la gravedad: El esfuerzo para recoger al vuelo un objeto que se puede romper, producirá un desastre mucho mayor que dejarlo caer.
  • Axioma de Cahn: Cuando todo falle, lea las instrucciones.
  • Ley de Miller: No se puede saber la profundidad de un charco hasta que no se ha metido el pie.
  • Ley del avión: Cuando tiene que hacer un transbordo, si el avión en el que va lleva retraso, el otro no lo lleva.
  • Ley de Jones: El hombre capaz de sonreir cuando las cosas van mal, ya ha pensado a quién le echará la culpa.
  • Ley de Sir Walter: la tendencia del humo de un cigarrillo, parrilla, fuego de campamento, etc., a dirigirse a la cara de una persona es directamente proporcional a la sensibilidad de esa persona al humo.
  • Ley de Nelson: Robar las ideas de una persona es plagio; robar las de muchas es investigación.
  • Ley de Washelsky: Es más fácil desarmar, que volver a armar.

Se pueden encontrar muchas más leyes en:

A %d blogueros les gusta esto: