Photofast G-Monster y OCZ Z Drive, SSD en formato PCIe


Actualmente los SSD (Solid State Drive, Dispositivo de Estado Sólido) estan pegando fuerte (incluso el fabricante de discos duros Western Digital recientemente ha comprado por valor de 65 millones de $  la empresa SiliconSystems dedicada a la fabricacion de SSD) sólo hay que ver la gran cantidad de modelos que hay actualmente en el mercado, aunque como buenas novedades son bastante caros, por ejemplo:

  • Un modelo de 32 GB ronda los 100 €.
  • Un modelo de 64 GB ronda los 180 €.
  • Un modelo de 128 GB ronda los 350 €.
  • Un modelo de 256 GB ronda los 720 €.

Mientras que los discos duros tradicionales aunque tienen menores prestaciones (sobre todo en cuanto al tiempo de acceso) son más baratos, por ejemplo:

  • Un disco duro SATA300 domestico de 500 GB y 7.200 Rpms, ronda los 50-60 €.
  • Un disco duro SATA300 como el Western Digital Velociraptor (WD1500HLFS), de 150 GB y 10.000 Rpms, ronda los 165 €.
  • Un disco duro SATA300 como el Western Digital Velociraptor (WD3000HLFS), de 300 GB y 10.000 Rpms, ronda los 265 €.
  • Un disco duro SAS como el Fujitsu MBA3073RC SAS-D 15000, de 73 GB y 15.000 Rpms, ronda los 135 € (Hay que tener en cuenta que estos discos necesitan una controladora SAS aparte porque las SATA no son compatibles, lo cual supone un incremento en el precio final).
  • Un disco duro SAS como el Seagate ST3146855SS (Cheetah 15K.5)/Fujitsu MBA3147RC/Hitachi HUS153014VLS300 (Ultrastar 15K300),  de 147 GB y 15.000 Rpms que rondan precios entre los 200 € y los 235 € (Hay que tener en cuenta que estos discos necesitan una controladora SAS aparte porque las SATA no son compatibles, lo cual supone un incremento en el precio final).
  • Los discos duros SAS de 300 GB y 450 GB, ambos  con 15.000 Rpms tienen precios entre los 450 y 730 € siendo interesantes para entornos profesionales (Hay que tener en cuenta que estos discos necesitan una controladora SAS aparte porque las SATA no son compatibles, lo cual supone un incremento en el precio final).

Hay que tener en cuenta que los discos SAS e incluso el Velociraptor, estan diseñados para entornos profesionales donde prima el rendimiento por encima de todo (dejando el precio en un segundo plano), aunque esto no significa que un usuario doméstico no pueda comprarlos para conseguir un sistema de almacenamiento de altas prestaciones (actualmente el sistema de almacenamiento es el dispositivo más lento de un ordenador y supone un cuello de botella por muy rápido que sea).

Despues de esta pequeña introducción sobre SSD y discos duros, parece ser que los fabricantes estan apostando por SSD basado en memoria flash con un bus PCIe (como fue el caso del ioDrive/ioDrive Duo comentado en esta entrada) que tiene mayor ancho de banda que el SATA300 actual (e incluso que el SATA600 que saldra en un futuro proximo), este es el caso del:

  • Photofash G-Monster (Arriba) que es un disco SSD de entre 256 GB y 1 TB (1.024 GB) de almacenamiento, con un rendimiento de hasta 750 MB/seg en lectura y hasta 700 MB/seg en escritura, usa un bus PCIe 8x, su precio aun es desconocido, aunque parece ser que durante este mes de abril saldremos de dudas ya que es cuando esta prevista su comercialización, aunque viendo otros modelos similares será bastante alto.
  • OCZ Z Drive (Abajo) que se compone de varios discos SSD de 256 GB (con memoria MLC) en RAID 0  y 256 MB DDR2 ECC, con 1 TB de almacenamiento, tiene un rendimiento de hasta 600 MB/seg en lectura y hasta 400 MB/seg en escritura, usa un bus PCIe de 8x, aunque su precio es desorbitado entre 1.500 y 2.000 $, parece ser que habra una versión futura de hasta 4 TB.

ssd_pcie

Más información sobre:

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: