Cayman 4×4, actualmente denominado Tarántula


cayman

El Cayman 4×4 (en su última versión paso a denominarse Tarántula) es un todo terreno de origen ruso que apareció en 1.996 en el Salón Internacional del Automóvil de San Petersburgo; tiene unas cualidades Off Road bastante sobresalientes. Para su contrucción los ingenieros siguieron varias premisas:

  • Alta seguridad y viabilidad en todos los terrenos, vamos que no se quedase “atrapado” fácilmente.
  • Materiales y componentes asequibles de origen nacional, es decir que su contrucción no fuese muy cara.
  • Multifuncional, diseñado para funciones diversas como Militares, Laborales o de Ocio.
  • Trabajar en condiciones extremas.

cayman2

Su diseño esta a mitad de camino entre un Buggy y un Blindado Militar (como el VBL (Véhicule Blindé Léger, Vehículo Blindado Ligero) Panhard, información de Wikipedia en inglés), algunas de las características del Cayman 4×4/Tarántula son:

  • Tracción a las 4 ruedas con 3 diferenciales (central, trasero y delantero).
  • Suspensión independiente en las 4 ruedas.
  • Ruedas con neumaticos de baja presión (regulables desde el puesto de conducción) que facilitan la conducción Off Road.
  • Ángulo de ataque (frontal): 90 grados.
  • Ángulo de salida (trasero):  60 grados.
  • Altura libre regulable desde 41 hasta 50 cm (un todo terreno “normal” tiene entre 20 y 30cm, aunque algunos como el Uro Vam TL tiene 50cm) lo cual hace pueda superar pasos de cresta “complicados” sin mucha dificultad a pesar de ser bastante “grande” (mide 4,75 m y tiene una batalla de 3 m).
  • Capacidad para subir resaltes (Obstaculos o “Escalones”) de hasta 70 cm (en parte gracias a su ángulo de ataque de 90º).
  • La versión de 1.998 (Kayman-6) tiene un motor de unos 90cv (puede que en las últimas versiones sea algo más potente).
  • Su velocidad máxima es de unos 80 Km/h que si bien no es nada destacable, aunque su hábitat natural son las zonas de baja adherencia donde saca todo su potencial.
  • 4 plazas en configuración 2 + 2 (2 plazas delanteras y otras 2 traseras como en algunos Coupes/Deportivos o Todo Terreno de batalla corta y 3puertas).
  • Un consumo de unos 16 litros a los 100 Km, lo que da una autonomia de unos 250 km para el deposito de 40 litros que tiene.

cayman3

Se puede encontrar más información en:

Anuncios

Los CDs tienen una vida efímera


Según la información de computerworld parece que la vida de un CD no es tan larga como se creía en un principio (lo normal eran unos 25 años, aunque algunos CDs presumían incluso de una duración de unos 100 años), según Kurt Gerecke la vida de los CDs es apróximadamente de unos 2 años y en el caso de ser de buena calidad de unos 5 años.

Así mismo otros soportes como las cintas magnéticas (aprox. tienen una vida de unos 30 a 100 años según esta fuente) o discos duros tampoco se salvan de la “quema” ya que también tienen sus limitaciones; las primeras porque están limitadas a un numero de grabaciones (si va a ser para un solo uso no habría problema pero si por ejemplo se usa para hacer una copia de datos semanal la cinta magnética se degradaría a muy corto plazo) y los segundos porque pueden sufrir averías diversas bien a nivel electrónico (ej: que se queme la controladora IDE/SATA/SCSI/SAS por un cortocircuito) o bien a nivel mecánico (ej: desgaste del motor del disco duro con el paso del tiempo).

De todas formas la vida de un soporte sea magnético, óptico o de otro tipo además de su calidad de fabricación, depende de otros factores como: el uso que tenga (no es igual usar un CD todos los días que de vez en cuando), el cuidado que se le dé (no es igual tener un CD guardado en una funda/carcasa sin ralladuras que un CD que esta todo el día al sol y que este muy rallado por un uso intensivo),…

Aunque si un CD se ralla por la parte de arriba (donde se escribe el texto con el rotulador permanente) la ralladura es mucho mas grave que si lo hace por la parte donde están los datos ya que en esta parte hay una capa de policarbonato que protege el CD de ralladuras sin embargo en la parte de arriba no existe ninguna capa y si se ralla por alguna razón podría llegar incluso a saltar parte de los datos escritos, dejando el CD inservible.

También hay que destacar que hace tiempo apareció un hongo que se alimentaba de los CDS, concretamente del carbono y el nitrógeno de la capa plástica de policarbonato destruyendo las pistas de datos de la capa de aluminio.

Este hongo se conoce como Geotrichum (archivos Flash de El Mundo) fue descubierto en Belice (un país de Centroamérica) por unos geólogos y biólogos del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Por lo que parece al combinarse una temperatura de 30 ºC y una humedad relativa del 90%, el hongo Geotrichum puede reproducirse sobre el CD, acabando con la información almacenada en él.

Habrá que ver si este hongo puede afectar a otros soportes ópticos como los DVDs, o a la futura generación de Blue-Ray y HD-DVD.

Método casero para recuperar información de CDs rallados


En el Blog de Javi Moya se describe un sistema para intentar recuperar información de CDs rallados, dicho sistema consiste en la aplicación de pasta de dientes la cuál se restriega sobre la capa de plástico del CDs donde están las ralladuras, después se pule la superficie de lectura del CD rallado, mejorando así su capacidad de lectura.

Otro sistema para CDs con ralladuras más serias es mediante silicona pero en este caso no se pule la superficie sino que se rellenan los rayones. Se puede encontrar en manual en ingles en Hardwaresecrets, y parcialmente traducido a español en el Blog de Arturo Goga.

Supongo que este mismo sistema podría aplicarse a los DVDs ya que prácticamente su estructura externa es igual que la de un CDs, aunque si configuración interna no es igual ya que un CD almacena unos 700 Mb (80 minutos) de forma estándar mientras que un DVD 5 almacena 4,5 Gb y un DVD9 de doble capa almacena 8,5 Gb.

De todas formas parece que este sistema no es fiable al 100% y no siempre se pueden “recuperar” los datos.

También existen herramientas profesionales como CD-DVD doctor la versión manual sale por unos 50 € y la versión eléctrica por unos 100 €.

802.11n: nuevo estándar WIFI (Wireless Fidelity)


wifi11nMuchos conoceréis el estándar WIFI actual 11b y 11g (ambos operan en la banda de los 2,4 Ghz):

  • 802.11b (11b) es capaz de transmitir hasta 11 Mbps (Unos 1,375 MB/seg).
  • 802.11g (11g) es capaz de transmitir hasta 54 Mbps (Unos 6,75 MB/seg).
  • 802.11a (11a) opera en la banda de los 5 Ghz y llega hasta los 54 Mbps (Unos 6,75 MB/seg) como 11g.

El estándar actual (802.11n) con el Borrador (Draft v2.0) llega a los 300 Mbps (Unos 37,5 MB/seg), apróximadamente 5,5 veces más rápido que el 802.11g, en un futuro podría llegar hasta los 600 Mbps (Unos 75 MB/seg ), aunque el borrador actual está sobre los 300 Mbps, para lograr estas altas tasas de transferencia de datos se utiliza la tecnología MIMO (Multiple Input Multiple Output, Entrada-Salida Múltiple). Cabe destacar que actualmente las redes Ethernet (siguen la normativa IEEE 802.3), con cable RJ-45 llegan a:

  • 100 Mbps (Redes Fast Ethernet).
  • 1 Gbps (1.000 Mbps, Redes Gigabit Ethernet).
  • E incluso ya se habla de 10 Gbps (10.000 Mbps, Redes 10Gigabit Ethernet).

Como se puede ver los cables son mucho mejores que las transmisiones inalámbricas en cuanto a tasa de transferencia de datos, claro que estas últimas son más cómodas al no depender de un cable físico para la transmisión de datos, ya que usan ondas electromágneticas.

Sin embargo para poder aprovechar la tecnología 11n es necesario que la red local (Router, puntos de acceso y tarjetas inalámbricas) sean 11n ya que si alguno de estos elementos de red tuvierse menor velocidad (ej: fuese 11g) supondría un cuello de botella al enviar y/o recibir datos, por ejemplo si tenemos:

  • Una tarjeta de red inalámbrica 11g (hasta 54 Mbps) o varias, y un router 11n (hasta 300 Mbps), el envío/recepción de datos de esta tarjeta sería más lento que el resto de tarjetas inalámbricas de nuestra hipotética red, de tal forma que el equipo (o equipos) con la tarjeta inalámbrica 11g suponen un cuello de botella para el rendimiento de la red.
  • Un router 11g (hasta 54 Mbps) y una o varias tarjetas inalámbricas 11n (hasta 300 Mbps), todas las tarjetas de la red funcionarían como 11g porque no admiten 11n, es decir que el router actua como cuello de botella reduciendo el rendimiento general de la red.

Sin embargo hay que tener en cuenta que al aumento de velocidad de 11n respecto a 11g sólo compensa si tenemos una red local inalámbrica (WLAN) con un tráfico intensivo de datos, ya que para utilizar una conexión a internet inalámbrica bastaría con una red inalámbrica 11g actual.

Todos estos estándares y muchos otros son aprobados por organizaciones mundiales como la IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers, Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos) que diseñan y aprueban diferentes normas o estandares.

Más información en: