Tecnología TurboCache de nVidia e Hypermemory de Ati, para gráficas de última generación


Antes las gráficas de los ordenadores (tanto de sobremesa como en portátiles) eran de dos tipos:

  1. Integradas en placa base, usando una GPU´s (Graphics Processing Unit, Unidad de Procesado de Gráficos) con prestaciones limitadas y que obtenían su memoria de video de la memoria RAM del sistema, es decir si se tenía 512 Mb de RAM y una gráfica integrada a la que se le asignaban 128 Mb de video, el Sistema trabajaba con 384 Mb de RAM en realidad ya que los otros 128 Mb se los “comía” la grafica.
  2. Dedicada en una tarjeta (PCI, AGP o PCI Express) estos modelos incorporaban su propia memoria con lo cual dejaban la memoria RAM libre en su totalidad para ser usada por el sistema, es decir que si tenemos 512 MB de memoria RAM y una grafíca dedicada de 128 MB, tendremos 512 MB de RAM para el Sistema y 128 MB para gráficos (la memoria de la tarjeta gráfica no se suma a la RAM ya que tiene otro uso diferente).

Actualmente la aparición del bus PCI Express (PCIe) ha dado lugar a unas gráficas “mixtas” (tanto en equipos de sobremesa y portátiles), es decir gráficas dedicadas con una memoria propia pero que también son capaces de usar memoria RAM del sistema en caso necesario (esto mismo se intentó hacer con AGP pero debido a que no tenía un gran ancho de banda parece ser que no se llevo a cabo). Esta tecnología se denomina TurboCache (TC) por parte de nVidia e HyperMemory (HM) por parte de Ati (Imagen con las características de ambos fabricantes de GPU´s (nVidia y Ati) del ensamblador Palit).

De esta forma los fabricantes ahorran costes (que repercuten en el precio final del producto siendo algo más económico) en:

  • El tamaño de memoria (entre los 16 y 128 MB).
  • El bus de datos que suele ser de 64 Bits (en lugar de 128 Bits), aunque también hubo algún modelo con un bus de 32 bits).

Pero también se reducen las prestaciones (estas tarjetas pertenecen a la gama baja y no son las mejores opciones para jugar a juegos actuales ya que su rendimiento es muy bajo) otra cosa es que se usen para tareas que no requieran apenas potencia gráfica 3D como por ejemplo ofimática (procesador de textos, hoja de calculo, bases de datos, internet,…), aún así sus precios son algo “caros” ya que los modelos normales (sin Turbocache ó HyperMemory) son algo superiores dentro de la misma gama de tarjetas gráficas pero cuentan con un rendimiento algo mejor. Normalmente estos modelos se comercializan bajo en nombre de:

  • nVidia GF6200 TC (Turbocache).
  • Ati Xn00 HM (HyperMemory).
  • Ati Xn00 SE (esta ultima denominación no necesariamente esta referida al HyperMemory sino que se suele referir a modelos con un bus de datos de 64 Bits).

Por otra parte los precios de estos modelos TurboCache ó Hypermemory tampoco están tan “lejos” de modelos de la gama baja (Sin TurboCache o HyperMemory) que usan únicamente memoria local de la tarjeta grafica como por ejemplo es el caso de las:

  • GF6200 “normales” (sin Turbocache)
  • GF7300GS
  • Ati X550 (sin HyperMemory)
  • Algunas X1300 con bus de 64 Bits (Modelos SE).

Aunque actualmente muchos de estos modelos estan descatalogados ya que son algo antiguos, y han sido renovados por modelos más actuales.

Más información en:

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: