Redes inalámbricas (Wifi) ¿Son una solución económica y fiable para cualquier escenario de red?


Actualmente las redes inalámbricas (Redes Wifi) están muy extendidas por varias razones:

  • Existe una gran cantidad de dispositivos compatibles con Wifi: Portátiles, Consolas, Impresoras, Móviles,…
  • Son relativamente fáciles de implantar (En principio no necesitan cablear los edificios).
  • Tienen unas prestaciones aceptables: 11g tiene hasta 54 Mbps (Unos 6,75 MB/Seg), y 11n tiene entre 150 (Unos 18,75 MB/Seg) y 300 Mbps (Unos 37,5 MB/Seg), Aunque para poder aprovechar el aumento de velocidad y cobertura que tiene las redes wifi 11n es necesario que todos los dispositivos de la red Wifi (Router, Tarjetas inalámbricas, Puntos de Acceso,…) sean 11n. De todas formas el rendimiento de las redes por cable siempre serán mucho más rápido, ya que por ejemplo Fast Ethernet tiene hasta 100 Mbps (Unos 12,5 MB/Seg) y Gigabit Ethernet soporta hasta 1.000 Mbps, unos 125 MB/Seg) para compartir una conexión a internet que actualmente en España como mucho es de unos 20 Megas, o lo que es lo mismo 20 Megabits por segundo (20 Mbps), que son unos 2,5 MB/seg.

Sin embargo las redes Wifi también tiene sus pegas, entre ellas:

  • Su nivel de seguridad es menor que el de una red Ethernet con cable, ya que las redes Wifi sin cifrar permiten el acceso a cualquier usuario (En esta entrada del Blog se comentan algunas medidas de seguridad para aplicar a una red Wifi), mientras que las redes Wifi cifradas con:
    • WEP (Wired Equivalent Privacy, Privacidad Equivalente a Cableado): Aunque son más seguras, actualmente pueden ser descifradas con el hardware apropiado por lo que el cifrado WEP no es muy recomendable, aunque siempre sera mejor que tener una Wifi “abierta” a todo el mundo.
    • WPA (Wi-Fi Protected Access, Acceso Wi-fi Protegido): Es un sistema de encriptación más seguro que WEP, pero para poder utilizarlo es necesario que todos los dispositivos de la red Wifi (Router, Tarjetas inalámbricas, Consolas,…) soporte dicho sistema de cifrado.

Además las redes Wifi funcionan mediante señales electromagnéticas (ElectroMagnetic Interference, EMI; o Radio Frequency Interference, RFI), por lo que tienen otras desventajas añadidas:

  • Utilizan un sistema de transmisión no guiado (Usan el aire como medio de propagación a diferencia de las redes de cable que utilizan un medio guiado como es el cable de cobre).
  • Son sensibles a interferencias de otros dispositivos eléctricos que emiten en la banda de los 2,4 Ghz como es el caso de los teléfonos inalámbricos y los hornos microondas.
  • Pierden “fuerza” (Cobertura) si entre los dispositivos Wifi se encuentran obstáculos como por ejemplo:
    • Objetos metálicos.
    • Paredes, Techos sobre todo si son muy gruesos.
    • Muebles.

Para solucionar los problemas de cobertura Wifi, se puede utilizar sistemas que mejoren la cobertura o la fuerza de la señal Wifi (Lo cual supone un mayor coste económico del que pensamos inicialmente) como por ejemplo:

  • Antenas con mayor ganancia o dBi (En este post del Blog: Guía para comprar antenas Wifi hay más información), sin embargo para poder instalar una antena con mayor ganancia es necesario que el dispositivo Wifi (Ej: Router, Tarjeta Wifi, Punto de Acceso,…) tengan una antena desmontable o intercambiable, puesto que si no es posible sustituir la antena original (En los router ADSL suelen ser de 2 ó 3 dBi generalmente) habría que hacer algún apaño casero y es posible que no quede bien del todo.
  • Utilizar repetidores de señal que se colocan entre el router y el dispositivo Wifi y sirven para amplificar la señal Wifi para que esta pueda llegar a los lugares donde no llegaba anteriormente porque no había cobertura Wifi.

Se puede encontrar más información en:

A %d blogueros les gusta esto: