Utilidad de los compresores de archivos/ficheros y carpetas/directorios


Actualmente existen muchos programas de compresión/descompresión de archivos/ficheros y carpetas/directorios, algunos desarrollados con software propietario y de pago que normalmente tienen versiones de prueba y/o limitadas como es el caso de:

Sin embargo otros son gratuitos con licencia GPL como 7-Zip que es capaz de descomprimir entre otros formatos archivos ZIP y RAR; o Freeware como IZArc (También disponible en español).

Inicialmente la ventaja de los compresores de archivos era su capacidad de ahorrar algo de espacio al comprimir los ficheros, sin embargo actualmente teniendo en cuenta la cantidad de espacio (Varios cientos de GB) que tienen los discos duros, su uso ha cambiado y suelen emplearse para:

  • Almacenar ficheros que apenas se reducen al comprimirse, por ejemplo para enviar varias fotografías por correo electrónico, en lugar de mandarlas una por una se puede hacer un archivo comprimido en formato ZIP o de otro tipo que tenga todas las fotografías, facilitando su envío y recepción.
  • Trocear un fichero grande en varios más pequeños con la posibilidad de verificar la integridad del archivo final (Al menos en el caso de WinRAR).
  • Cifrar archivos utilizando claves o password.
  • Comprimir ficheros que si reducen el espacio ocupado en disco como es el caso de las imagenes de CD/DVD que por ejemplo en formato ISO superan los 700 MB en el caso de los CDs y los 4.500 MB en el caso de los DVD5 y que comprimidos pueden reducir bastante su tamaño.

Aunque también tienen sus desventajas:

Los archivos comprimidos no pueden abrirse con el programa habitual que utilizamos para dicha tarea (Ej: Si tenemos varios archivos PDF comprimidos no podremos abrirlos directamente con Acrobat Reader o Foxit PDF Reader), debido a que el programa de compresión (Ej: WinZIP, WinRAR,…) ha modificado los archivos para intentar reducir su tamaño y los “empaqueta” dentro de un archivo con extensión propia por ejemplo:

  • NombreArchivo.zip (En el caso de Winzip).
  • NombreArchivo.rar (En el caso de WinRAR).
  • NombreArchivo.ace (En el caso de WinACE).

Aunque seguimos teniendo los archivos originales en PDF pero dado que este tipo de programas son para ahorrar espacio en disco duro no tiene mucho sentido mantener los archivos originales y también el archivo comprimido con ellos, por lo que lo normal sería borrar uno de los dos.

Si por casualidad creamos un archivo comprimido con nuestros programas favoritos para que ocupe menos espacio cuanto tengamos que reinstalarlos sera necesario:

  1. Tener un programa que sea capaz de descomprimir los archivos ya que si no es asi no seran accesibles y por tanto no se podran instalar.
  2. Esperar a que el programa de descompresión de ficheros descomprima el archivo que hemos solicitado, aumentando el tiempo de instalación del programa en cuestión.
A %d blogueros les gusta esto: