¿Es posible recuperar datos de Linux?


En una entrada anterior del Blog comente la posibilidad de recuperar datos de un soporte de datos con sistema de archivos Windows (Ej: HDD (Hard Disk Drive, Disco duro), Memoria USB, Tarjeta de memoria,…) utilizando algunos programas que corren en Windows, teniendo en cuenta que la primera premisa es dejar el disco duro que tiene los datos “intacto” (Es necesario conectarlo como unidad de almacenamiento bien interna o externa para recuperar los datos, ya que si cargamos un sistema operativo junto con el programa de recuperación de datos es posible que algunos de los datos que queramos recuperar se borren definitivamente al sobreescribirse con datos nuevos).

El éxito de recuperar los datos es bastante alto si la pérdida de datos se debe a un error lógico (Formateo por error, Pérdida de particiones,…) y bastante bajo si el error es físico de la unidad (Ej: Disco duro con problemas mecánicos, Memoria USB “quemada”,…).

Para linux en caso de pérdida de datos también existen varias opciones:

  1. Usar un programa de recuperación de datos en Windows que “vea” particiones de Linux como R-Linux, teniendo en cuenta que el disco con Windows debe ser diferente al disco de Linux, ya que si instalamos Windows en el disco de Linux posiblemente borremos algunos archivos además de cambiar las particiones y el sistema de archivos. Personalmente esta opción no la veo muy “clara” ya que a pesar de que Windows puede leer particiones EXT2/EXT3 con “ayuda” de programas como Explore2FS (Lo comente en esta entrada del Blog) no se hasta que punto será fiable.
  2. Usar un programa de recuperación de datos en Linux como R-Linux (También existe una versión para Linux para plataformas Debian/Ubuntu con paquete “DEB” y para Fedora/Red Hat con paquete “RPM”, ambos paquetes están disponibles para procesadores de 32 Bits (x86) y de 64 Bits (x64)), lógicamente habría que instalar la distribución Linux en otro disco duro diferente del que queremos recuperar los datos.
  3. Usar una distribución de recuperación como:

Deep Freeze: “Congela” el Sistema Operativo para no ser afectado por malware


Deep Freeze es una utilidad de pago (Pertenece al grupo Reboot and Restore, Reinicie y Restaure) desarrollada por Faronics (Información de Wikipedia) que permite al usuario elegir dejar una partición (Generalmente la que contiene el Sistema Operativo), en uno de los dos estados siguientes:

  • Congelada: Cualquier cambio que se realice se “pierde” al reiniciar el equipo, por ejemplo si tenemos congelado la partición del Sistema Operativo (S.O) y ejecutamos un programa que resulta ser en realidad un virus al reiniciar el equipo, los cambios realizados por dicho virus en el Sistema Operativo no deberían de afectar al Sistema Operativo porque estos cambios no se aplican al estar “congelada” la partición.
  • Descongelada: Cualquier cambio que se aplique en el Sistema Operativo es efectivo, por tanto si ejecutamos un archivo que resulta ser un virus, el Sistema Operativo se vería afectado por las modificaciones realizadas por el virus.

De esta forma podemos evitar cambios producidos por malware (Virus, Troyanos,…) en el Sistema Operativo y/o programas siempre y cuando la partición del Sistema Operativo se encuentre “congelada”.

Según parece Deep Freeze es compatible con Windows, Linux y MacOS.

Este tipo de software suele utilizarse mucho en Cybercafes y lugares donde los ordenadores son utilizados por muchos usuarios y la probabilidad de que el equipo pueda ser infectado por algún malware es muy alta, de esta forma se evita tener que reinstalar de nuevo el Software si el equipo se queda “inutilizado” por malware.

Ninite: Crea un instalador con varios programas gratuitos


Ninite (Antes Volery) es un software que permite automatizar la instalación de varias aplicaciones gratuitas (También tiene algunas versiones de prueba o Trial) dentro de las que tiene en su “catálogo” de aplicaciones, entre ellas:

  • Mozilla Firefox.
  • Opera.
  • Chrome.
  • Messenger.
  • Yahoo Messenger.
  • Skype.
  • Mozilla Thunderbird.
  • K-Lite Codecs.
  • WinAmp.
  • VLC.
  • Flash (IE: Internet Explorer).
  • Flash (Para otros navegadores).
  • Java.
  • Silverlight.
  • Gimp.
  • Picasa.
  • Open Office.
  • Microsoft Office (Versión 2007 Trial, de prueba).
  • Acrobar Reader.
  • uTorrent.
  • Google Earth.
  • Steam.
  • CCleaner.
  • Defraggler.
  • CD Burner XP.
  • 7-Zip.
  • WinRar (Versión 3.93 Trial, de prueba).
  • Notepad++.
  • Etc.

Ninite crea un “lanzador” de aplicaciones automatizado (Instala las aplicaciones con la configuración típica por lo que no podemos personalizar la instalación de cada aplicación a priori) que descarga cada una de las aplicaciones de Internet (La versión gratuita de Ninite no crea una aplicación con la automatización de los instaladores de los programas que hemos seleccionado). Se puede utilizar tanto en Windows como en Ubuntu (Linux).

Se puede encontrar más información en:

AppStream: El Store de aplicaciones de Linux


Hace unos días en una reunión celebrada en las oficinas de SUSE en Nüremberg (Alemania), varios representantes de algunas de las distribuciones Linux, algunas de ellas bastante conocidas, entre ellas:

  • Red Hat.
  • Fedora.
  • Debian.
  • Ubuntu
  • openSUSE.
  • Mandriva.
  • Mageia.

La idea de esta reunión era llegar a un acuerdo para facilitar al usuario de Linux (Linux tiene una cuota de mercado del 1% a nivel mundial en el sector doméstico) la instalación de aplicaciones mediante un instalador de aplicaciones centralizado, al estilo de otros “Stores” similares de otros productos (Ej:Android Market, SamsungApps, Apple Store,…)

Se puede encontrar más información en:

¿Qué es x86 y x64?


En muchas ocasiones vemos entre las especificaciones de algunos componentes (Ej: Procesadores) y/o Software (Sistema Operativos, Drivers (Controladores), Programas,…) los términos:

Ambos términos se refieren al tipo de arquitectura que soportan los productos. En el primer caso (x86) indica que el producto se ha diseñado para sistemas de 32 Bits; mientras que en el segundo caso (x64 ó x86-64) indica que el producto se ha diseñado para sistemas de 64 Bits (Por norma general un Sistema Operativo de 64 Bits suele ser compatible con las aplicaciones de 32 Bits, salvo que se haya diseñado de cero como es caso de los Intel Itanium que tenían una arquitectura de 64 Bits “propia” (Denominada IA64, información de Wikipedia) que es  incompatible con las de 32 Bits anteriores y con las arquitecturas x64/x86-64 actuales). Esta clasificación (x86 y x64) apareció a raíz de los primeros procesadores de 64 Bits (Los Athlon 64) y los primeros sistemas de 64 Bits (Entre ellos Windows XP x64 y Vista x64).

Hay que tener en cuenta que un procesador de:

  • 32 Bits (x86) únicamente es compatible con Sistemas Operativos, Drivers y Software (Programas, Utilidades, Juegos,…) de 32 Bits, como es el caso de los Athlon XP (K7), los Pentium 3 y muchos Pentium 4 que únicamente soportan 32 Bits.
  • 64 Bits (x64) es válido tanto para Sistemas Operativos de 64 Bits  (Incluyendo: Drivers y Software (Programas, Utilidades, Juegos,…) de 64 Bits); como por ejemplo: Windows Vista x64, Windows 7 x64 y las Distribuciones Linux x64,pero también son retrocompatibles (Compatibilidad hacia atrás) con los Sistemas Operativos de 32 Bits (Ej: Windows XP y Distribuciones Linux x86). Los procesadores actuales como Athlon 64/Phenom (K8 y K10),  Core 2 Duo/Quad y Core i3/i5/i7 soportan tanto 32 como 64 Bits.

La putada de ser informático: Nadie te cree. (La metáfora del arquitecto)


En el Blog Punto y Aparte3 hay una entrada titulada: La putada de ser informático: Nadie te cree. (La metáfora del arquitecto) de la cuál hago un copy & paste:

Ojo, para entender este art¡culo posiblemente necesites haber le¡do el pringao-howto y el lo reconozco, soy informático

Os voy a proponer una situación muy sencilla. Se trata de una conversación entre un arquitecto y un amigo suyo, quien le pide ayuda porque quiere comprarse una casa. A muchos os sonará la matáfora.

Como es muy largo, por favor, haz clic en “leer más” para seguir…

RING RING (Suena el teléfono)

– Hola, Jose, qué tal

– Hombreeee, Antonio. Cómo estamos

– Pues mira, te llamo porque quiero comprarme una casa, y como tú eres arquitecto, pues a ver si me puedes aconsejar

– Bueno… a ver. Si quieres quedamos un día y damos una vuelta por unas cuantas immobiliarias, a ver cómo está el panorama

– Cojonodo, tío, ¡luego te invito a una birra eh!

– Vale, pues mañana por la tarde libro, quedamos a las cinco?

– Perfecto, perfecto. Hasta mañana, ¡gracias!

– Veenga, hasta mañana

(AL DÍA SIGUIENTE)

– Bueno, ya hemos visto cuatro o cinco fincas. ¿Qué te parecen?

– No sé, ¿tú qué crees? Como eres el entendido…

– Pues yo de tí me compraba esa casa de cemento, bien situada en la ciudad y que parece acogedora

– ¿De cemento? ¡Pero si yo quiero una casa de papel!

– ¿Pero para qué coño quieres una casa de papel?

– Joder, es lo que tiene todo el mundo, ¿no?

– ¡Pero si son una basura! ¿No me dijiste que precisamente Mariano había perdido la suya durante el último temporal? ¿Que salió volando con todo lo que tenía dentro?

– Es que las casas de cemento son sólo para arquitectos

– ¿Eso no te hace pensar que quizá sean mejores?

– Pero no puedo poner biombos en una casa de cemento, tendría que levantar paredes o tirar muros cuando quiera hacer reformas

– Efectivamente, y eso repercutirá en que tu casa será más segura. ¿No viste que a Luis le entraron hace poco? Se compró una puerta de conglomerado, y un ladrón se la tiró al suelo de una patada

– Mira, dirás lo que quieras, pero yo no me voy a meter en follones. Compraré la casa de papel
– ¿Ni aun a igualdad de precio?
– No

– ¿Entonces para qué quieres mi consejo?

– Nada hombre, te lo agradezco mucho, pero me quedo con la de papel

– En fin…

(AL CABO DE UNA SEMANA)

RIIING

– Hola, ¿Jose?

– Hombre, Antonio, qué tal con tu casa nueva

– Pues de eso te quería hablar. Resulta que quiero poner un par de biombos para separar habitaciones, y te llamaba para ver si me los podrías colocar tú

– ¿Yo? ¿Por qué no llamas al carpintero? ¿No te hicieron un presupuesto global? Puedes decirles que te los coloquen por el mismo precio

– Ya, pero es que me fío más de tí

(Claro, como el día que fuimos a mirar casas)

– Bueeeeno, vale, me pasaré por allí el sábado.

– ¿Puedes traerte biombos de casa?

– ¿Cómorrr?

– Sí, es que como son muy caros pues tú que tienes contactos a ver si puedes robar un par y traérmelos para mí

– ¿No te estás pasando?

– Venga joder, que a tí no te cuesta nada. Si no le digo a mi vecino que me dé un par, que conoce a un tío que se encarga de pillarlos y le salen tirados de precio

– Tú mismo.

(SÁBADO)

– Joder, suerte que vienes, Jose

– ¿Qué pasa?

– Se me ha derrumbado una pared. Es que ayer llovió bastante, se deshizo el papel y me he quedado sin pared

– ¿Te extraña?

– Venga, a ver si me lo puedes arreglar

– (pfffff…) Veré lo que puedo hacer

– Muchas gracias eh, luego te invito a una birra

(LUNES)

RIIING

(Es Antonio… ¿le cojo el teléfono?)

– Jose, Jose

– Quéeeee

– Pues que ayer por la noche mientras estaba en el bar, entró un chorizo en casa y me ha birlado la tele

– ¿Y eso?

– Pues que los biombos que me pasó mi vecino eran robados, y por lo visto alguien tenía una copia de la cerradura

– Normal

– ¿Puedes venir a arreglármelo?

– NO

– Joder tío no seas borde

– SI

– ¿Pero no eres arquitecto? Es que yo no entiendo de esto…

– Ya ví cómo te dejaste aconsejar cuando compraste la casa

– Pero es que yo la quería de papel

– Entonces asume las consecuencias

– Hostia, ¿no me puedes hacer el favor?

– NO. Si quieres te doy el teléfono de una immobiliaria que se dedica cambiar casas de papel por casas de cemento. Necesitarás hacer alguna reforma, pero como mínimo no te entrarán a robar cada dos por tres ni tendrás que contratar vigilancia privada, ni se derrumbará el techo cuando llueva. Tú mismo.

– Vale, vale, ya lo capto. Llamaré a Felipe para que me venga a arreglar el biombo. Muchas gracias por nada, ¿eh?

– ….

Conclusiones

A dónde quiero llegar: si queréis que un informático os arregle el ordenador, tendréis que tener un mínimo de respeto y no poner las cosas mas difíciles. Si os dice que linux es mejor que windows y que no tiene virus, se cuelga menos y tiene programas gratuitos geniales, hacedle caso. Si os dice que uséis firefox para navegar, porque internet explorer es una fuente de virus y desgracias, no es por tocaros los cojones sino por haceros un favor

¿Verdad que si fuerais un arquitecto y os encontrárais en esta situación, sería estúpido que la persona a la que ayudáis os lleve la contraria e ignore vuestros consejos? ¿Pero por qué si cambiamos “arquitecto” por “informático”, “casa de papel” y “casa de cemento” por “windows” y “linux” a todo el mundo le parece de lo más normal? ¿Tan poca credibilidad tenemos los informáticos?

Si linux es más dif¡cil de usar que Windows -de hecho, simplemente es acostumbrarse al cambio- pues SE APRENDE. ¿No vas a la autoescuela cuando quieres conducir un coche? Podrías ir a pie, pero es más cómodo el coche. Cuando te sacas el carnet, estás gastando tu tiempo en aprender, para obtener un beneficio posterior. ¿Por qué entonces la gente se niega a aprender a usar linux?. Si os quisiera tocar los cojones simplemente pasaría de ayudaros. En lugar de eso, lo que hago es dar consejos que pasan a ser ignorados automáticamente.

Reflexiones

¿Por qué no se estudia informática en la escuela?. Las matemáticas están bien, la química da cierta culturilla y la lengua sirve para comunicarse. De acuerdo. ¿Pero por qué no se enseña informática?

Una persona que trabaje de biólogo posiblemente olvidará todo lo que haya aprendido de Historia. Un matemático posiblemente olvidará la filosofía. Un sociólogo ignorará totalmente sus estudios de física. Pero todos, todos ellos, trabajarán con un ordenador en el futuro. ¿Por que, entonces, no se enseña algo que va a ser esencial en la vida de toda persona dentro de diez años?

Este artículo está dedicado a toda la gente a los que ya no voy a arreglaros el windows. Ahora mi ayuda va en otra dirección, la dirección de linux. Se siente. O quizá no.

Programas para trabajar con particiones de discos duros


Antes de nada hay que tener en cuenta que estos programas al trabajar en “vivo” con las particiones del disco duros suelen aconsejar hacer una copia de seguridad de los datos existentes por si acaso durante el proceso surge cualquier problema y los datos quedan inaccesibles. Así mismo si borramos una partición se perderán los datos existentes en ella aunque no de forma definitiva (En principio se podrían recuperar con software de recuperación de datos especializado), para hacer un borrado seguro de los datos existentes en un disco duro es necesario recurrir a programas especializado en dicha función.

En muchas ocasiones es necesario borrar o redimensionar una partición, para poder lograr esto una vez creadas las particiones es necesario recurrir a un programa que pueda realizar dicha tarea (En muchos casos también puede ser mediante un CD de Arranque (Similar a un Live CD de Linux) que carga un Sistema Operativo propio y realiza la gestión de particiones sin estar cargado el Sistema Operativo del disco duro ni sus programas residentes en memoria RAM).

En el mercado hay varios programas (Por norma general en inglés) de software propietario (De pago) que permiten realizar estas tareas (Personalmente prefiero hacer las particiones con el propio gestor de particiones que tienen los Sistemas Operativos durante su instalación, ya que de esta forma las particiones quedan “fijas” y no hay que estar modificándolas una vez ya creadas, ya que este tipo de modificaciones pueden suponer una pérdida de datos):

Desde hace tiempo Norton Partition Magic (Creo que la ultima versión fue la 8.x que es compatible con Windows XP y anteriores: Windows 2000, ME, 98 y NT) no se comercializa, de hecho no es compatible con Windows Vista ni Windows 7/Seven.

Sin embargo existe una aplicación similar a las anteriores pero gratuita: EASEUS Partition Master Home Edition (Existen otras versiones de pago) comentada en Genbeta y que tiene una caracteristicas similares a los programas citados anteriormente y además es compatible con Windows Vista y Windows 7/Seven.

Una alternativa a estos programas es usar la aplicación GParted incluida en las distribuciones Linux dentro de los Live CD como Ubuntu, aunque también existe un LiveCD que tiene unicamente gparted denominado GParted Live CD/USB/PXE/HD comentado en el Blog Pillate un Linux.