Fiabilidad de los discos duros actuales


DiscoDuroSATA

Los discos duros (HDD: Hard Disk Drive) actuales son bastante fiables (su tiempo estimado de vida es de entre unas 500.000 y 1.400.000 horas MTBF o MTTF, en esta entrada hay más información sobre la diferencia entre MTBF, MTTF y MTTR) sin embargo conviene recordar que no son “indestructibles” por lo que es aconsejable tomar una serie de medidas preventivas para evitar posibles pérdidas de datos y/o fallos físicos en los discos duros en condiciones ambientales normales de:

  • Temperatura.
  • Humedad.
  • Altitud.

Algunas de estas medidas son por ejemplo evitar:

  • En lo posible los apagados bruscos del ordenador, ya que si por ejemplo el disco duro esta realizando una operación de escritura de datos (ej: Actualizar un archivo), estos podrían dañarse al no finalizar de forma correcta, esto se puede solucionar en parte con el uso de un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) o UPS (Uninterruptible Power Supply, Sistema de Alimentación Ininterrumpida), en esta entrada: Sistemas de protección para dispositivos eléctricos: Regletas y SAI (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida) hay más información.
  • El sobrecalentamiento del disco duro, los discos duros tienen una temperatura operativa máxima que no es aconsejable sobrepasar (Los fabricantes de discos duros dan la información en las especificaciones técnicas de sus discos duros), no es obligatorio usar un refrigerador de disco duro pero si es conveniente que la caja del ordenador tenga un sistema de refrigeración al menos con un par de ventiladores de caja que ayude a la refrigeración de los componentes del ordenador (Chipset de placa base, Tarjeta gráfica, Disco duro,…).
  • Los movimientos bruscos, los discos duros son piezas electromecánicas (tienen una parte electrónica y otra mecánica) sensibles al movimiento ya que sus partes móviles pueden resultar dañadas, hay que tener en cuenta que actualmente los discos duros funcionan a:
    • 4.200 Rpms (Revoluciones por minuto), lo que significa que en un segundo da 70 vueltas (4.200 Rpms / 60 Segundos = 70 Rev. por Seg). Suelen verse en discos de 2,5″ (IDE o SATA) para portátiles y discos de 1,8″.
    • 5.400 Rpms (Revoluciones por minuto), lo que significa que en un segundo da 90 vueltas (5.400 Rpms / 60 Segundos = 90 Rev. por Seg). Suelen verse en discos de 2,5″ (IDE o SATA) para portátiles y discos de 3,5″ de sobremesa de bajo consumo (ej: Samsung SpinPoint F1 Eco Green).
    • 5.900 Rpms (Revoluciones por minuto), lo que significa que en un segundo da 98 vueltas (5.900 Rpms / 60 Segundos = 98,333 Rev. por Seg). Actualmente el único modelo es el disco Seagate  LP que tiene varias capacidades disponibles de 1, 1,5 y 2 TB (Terabytes).
    • 7.200 Rpms (Revoluciones por minuto), lo que significa que en un segundo da 120 vueltas (7.200 Rpms / 60 Segundos = 120 Rev. por Seg). Suelen verse en discos duros de 2,5″ de altas prestaciones, y es el estándar actual en discos de 3,5″ de sobremesa.
    • 10.000 Rpms (Revoluciones por minuto), lo que significa que en un segundo da 166,667 vueltas (10.000 Rpms / 60 Segundos = 166,667 Rev. por Seg). Actualmente están limitados el sector de servidores de altas prestaciones con conexiones SCSI o SAS; aunque existe un disco duro SATA de 10.000 Rpms, los Western Digital Raptor (En fase de descatalogación) y los Velociraptor (Sustituyen a los antiguos Raptor).
    • 15.000 Rpms (Revoluciones por minuto), lo que significa que en un segundo da 250 vueltas (15.0000 Rpms / 60 Segundos = 250 Rev. por Seg). Actualmente están limitados el sector de servidores de altas prestaciones con conexiones SCSI o SAS.
  • Los impactos, caidas o golpes ya que pueden dañar el disco duro (Los platos o sus partes móviles como son los cabezales de lectura/escritura).

Estos problemas de fiabilidad en parte se solucionan con los nuevos SSD (Solid State Drive, Dispositivos de Estado Sólido; también llamados Solid State Disk, Discos de Estado Sólido aunque no tienen platos pero si tienen la misma función (almacenan datos) que los discos duros actuales), comentados en esta entrada: SSD (Solid State Drive, Dispositivo de Estado Sólido): Los nuevos discos duros que tienen como ventajas principales:

  1. Mejores prestaciones (tasas de lectura/escritura de datos y tiempo de acceso).
  2. Menor consumo.
  3. Reducción del calor producido.
  4. Nivel de ruido nulo, no tienen piezas mecánicas que lo generen como los discos duros actuales.
  5. Mayor resistencia a golpes y vibraciones.

Aunque los SSD también tienen sus desventajas:

  1. Alto precio en relacion Precio/GB, las unidades de 32 Gb son las más “asequibles” y aún así son caras.
  2. Tecnología nueva que todavía no se sabe su tiempo de vida ya que las memorias flash tienen un numero determinado de ciclos de lectura y escritura.
  3. Escasa capacidad de almacenamiento si lo comparamos con discos tradicionales.
  4. Problemas de rendimiento con algunas controladoras (por ejemplo el caso de los OCZ Core Series v1).
  5. El tamaño actual es de 2,5″ (tamaño de disco portátil), el estandar en sobremesa es de 3,5″ por lo que hay que recurrir a adaptadores si queremos instalar un dispositivo de este tipo.

Guía para comprar una fuente de alimentación de ordenador


Hace unos días comente en esta entrada: Consumo en watios de los equipos informáticos, el tema del consumo de los equipos informáticos. Los ordenadores actuales cada vez consumen más watios (aunque también son más eficientes en cuanto a consumo, es decir un equipo actual es más rápido que un equipo de hace unos años, sin embargo tiene un consumo de watios similar) por lo que es necesario usar una fuente de alimentación que pueda alimentar el equipo  correctamente, a fin de evitar posibles problemas (ej: Bloqueos, Reinicios,…). En internet existen varias páginas:

  • Adecy (Athlon K7 y K8 (Athlon 64), y Pentium 4).
  • Jscustompcs (Athlon 64, Opteron, Phenom y Pentium 4).
  • Calculadora de SnooP (Athlon 64, Opteron, Phenom, Pentium 4 y Core 2 Duo/Quad, tiene bastantes opciones aunque esta algo desactualizada).
  • Extreme.outervision (Athlon XP (K7), Athlon 64, Opteron, Phenom/Phenom II, Pentium 4, Core 2 Duo/Quad y Xeon; actualmente es uno de los calculadores de watios con más opciones).

Que pueden servirnos para saber el consumo aproximado en watios del equipo, y así poder elegir una fuente acorde con este. Las fuentes actuales tienen PFC Pasivo o bien PFC Activo, el tipo de PFC (Power Factor Correction) en los modelos más asequibles es PFC Pasivo generalmente, mientras que en los modelos más caros tienen PFC Activo (Articulo de Madbox PC y SilverStone (en inglés) sobre los tipos de PFC).

Fuente Modular

Fuente Modular

No obstante una fuente de alimentación no solamente se debe valorar únicamente por los watios que “anuncia”, sino por otras características como son:

  • La relación Watios/Amperios que es capaz de dar la fuente en todas sus líneas: +3,3v; +5v; +12v; -5v (usados en las antiguas tarjetas ISA); -12v y +5vsb, parece que esto esta relacionado con:
    • La cantidad de watios, por regla general a mayor cantidad de watios, mayor cantidad de amperios.
    • El tipo de PFC ya que las que lo llevan activo suelen tener una relación Watios/Amperios superior a las de PFC pasivo con a igualdad de Watios.
  • El certificado para norma ATX, el último certificado/estándar es la versión 2.20 del año 2.005.
  • Certificaciones para uso de:
    • Procesadores Dual/Quad Core (nos asegura que que podremos usar un procesador Dual/Quad Core sin problemas).
    • Sistemas SLI de nVidia para usar dos gráficas simultáneas (Actualmente algunas placas base de gama alta admiten QuadSLI usando tarjetas gráficas con doble GPU como es el caso de la nVidia GTX295 (consume unos 290w) o la Ati HD4870 x2 (consume unos 286w). Hay que tener en cuenta que no es igual montar un SLI con:
      • Dos GF9800GT que tienen un consumo total de unos 230w (cada una consume unos 115w).
      • Dos GTS250 que tienen un consumo total de unos 300w (cada una consume unos 150w).
      • Dos GTX260 que tienen un consumo total de unos 364w (cada una consume unos 182w)
      • Dos GTX285 que tienen un consumo total de unos 366w (cada una consume unos 183w).
      • Dos GTX295 que tienen un consumo total de unos 580w (cada una consume unos 290w).
    • Sistemas Crossfire (CF) de Ati para usar dos gráficas simultáneas. Hay que tener en cuenta que no es igual montar un CF con:
      • Dos Ati HD4770 que tienen un consumo total de unos 160w (cada una consume unos 80w).
      • Dos Ati HD48650 que tienen un consumo total de unos 212w (cada una consume unos 106w).
      • Dos Ati HD4870 que tuenen un consumo total de unos 314w (cada una consume unos 157w).
      • Dos Ati HD4890 que tienen un consumo total de unos 380w (cada una consume unos 190w).
      • Dos Ati HD4870 x2 que tienen un consumo total de unos 572w (cada una consume unos 286w).
  • Sistema de “protección” contra sobrecargas y/o sobretensiones dentro de un margen (lo más efectivo para esto es un SAI aunque una regleta especifica podría ayudar también claro que no da la ventaja del SAI que es poder tener el ordenador un tiempo encendido para poder guardar y cerrar correctamente el sistema operativo, en esta entrada (Sistemas de protección para dispositivos eléctricos: Regletas y SAI (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida) hay más información sobre estos sistemas de protección eléctricos); conectores para discos duros y graficas específicos que “filtran” la corriente que les llega…
  • El tipo y cantidad de conectores (Los tipos de conectores de una fuente de alimentación se vieron en esta entrada: Conexiones de corriente de una fuente de alimentación de ordenador) de alimentación:
    • Actualmente el conector ATX es de 24 pines (20 pines + 4 pines).
    • Actualmente el conector ATX de 12v es de 8 Pines (4 + 4 pines).
    • 4 pines “grandes” para discos duros; lectores, tarjetas gráficas AGP;….
    • 4 Pines “pequeños” para disquetera o elementos que los utilicen.
    • Conectores Serial ATA (SATA) integrados para discos duros y unidades ópticas SATA, para no tener que recurrir a conversores de Molex de 4 pines a SATA.
    • Conectores PCIe (algunas tarjetas de gama media/alta necesitan una conexión de alimentación extra de la fuente) de 6 ú 8 pines para no tener que recurrir a posibles adaptadores/comversores. Por ejemplo algunas tarjetas de gama media/alta (ej: GeForce GTX260 y Ati 4870) llevan dos conectores PCIe de alimentación, por lo que si la fuente de alimentación tiene un solo conector PCIe de 6/8 pines sería necesario utilizar un adaptador que suelen llevar las propias tarjetas gráficas.
  • La longitud de los cables de los conectores, algunas fuentes tienen los cables “cortos” y para cajas de gran tamaño puede ser necesario usar algún “alargador” para dar mayor longitud a los conectores para que puedan llegar sin estar “tensos” o molesten al estar los cables por medio, en el peor de los casos puede ser necesario usar prolongadores.
  • Su refrigeración sobre todo si buscas “silencio” (descartando los modelos totalmente pasivos por ser bastante más caros que modelos “silenciosos” como Seasonic, Corsair, Zalman o BeQuiet por ejemplo). Algunos modelos por ejemplo al apagar el ordenador siguen funcionando unos minutos para ayudar a sacar el calor (evitando lo que se conoce como “muerte térmica”).
  • La garantía, normalmente estos productos tienen 2 años de garantía, sin embargo algunos fabricantes especifican periodos de garantía mayores, por ejemplo algunos modelos de Corsair tienen 5 años de garantía.
  • El peso (Kilogramos) de la fuente, las fuentes genéricas no suelen pesar casi nada, mientras que las fuentes “buenas” suelen pesar bastante, entre 1,75 y 2,75 kilogramos aproximadamente.
  • Tiempo medio entre fallos (MTBF), es el tiempo de vida estimado del producto antes de fallar, normalmente viene expresado en miles de horas (entre 100.000 y 150.000 horas) y con una carga determinada o una temperatura concreta; en principio a menor carga y/o temperatura de funcionamiento mayor tiempo de vida (Horas MTBF) estimado.
  • Extras útiles como pueden ser:
    • Cables recubiertos por una malla (se supone que ocupan menos y son mas “manejables”).
    • Sistema de conexión modular (esto es relativo; permite añadir conexiones a la fuente según las necesidades).
    • Tener un interruptor que corte la corriente (quizás parezca una “chorrada” pero no todas las fuentes lo tienen, y es muy útil por ejemplo por si trasteamos el equipo sin miedo a que se encienda solo y pueda producirse un cortocircuito al tocar alguna pieza eléctrica con algo metálico).
  • Extras decorativos (Modding): Efecto UV (Ultravioleta); Carcasas traslúcidas; Ventiladores con Leds (Luces);…. Esto último es más bien relativo ya que no mejora el rendimiento sino que solamente mejora el aspecto visual (la estética) del producto.

Se puede encontrar más información en:

Sistemas de protección para dispositivos eléctricos: Regletas y SAI (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida)


Los equipos informáticos (Ordenadores, Monitores, Impresoras, Router,…) así como otros dispositivos que utilizan corriente eléctrica (ej: Televisión, equipo Hi-Fi,…) pueden sufrir daños en sus componentes electrónicos dando lugar a averías, o producir la pérdida de datos en el caso concreto de sistemas de almacenamiento (ej: Discos duros, Memorias flash,…), debido a situaciones diversas:

  • Una bajada de tensión.
  • Una variación de frecuencia (Normalmente es estable en 50 y 60 Hz según la zona).
  • Ruido electrico: Interferencia de Radio Frecuencia (RFI) e Interferencia Electromagnética (EMI).
  • Picos de alta tensión repentinos.
  • Una subida de tensión eléctrica (Lo que se denomina una sobretensión), aquellas que superan el 110% del valor nominal, es decir que en una instalación doméstica de 220v a partir de unos 242v se consideraría sobretensión. La caída de un rayo en una zona próxima también puede crear una sobretensión.
  • Una caída de tensión, menores del 80-85% nominal, que en el caso de la instalaciones de 220v sería de 176-187v.
  • Transitorio de tensión, son picos de tensión de hasta 20.000 voltios .

En el caso de los ordenadores la primera “barrera” de seguridad es la fuente de alimentación aunque dependiendo de sus características pueden tener mayor o menor capacidad de protección eléctrica (es posible que cada fabricante nombre sus sistemas de protección con nombres distintos), las más frecuentes son:

  • OCP (Over Current Protection, Protección frente a sobrecorriente).
  • OVP (Over Voltage Protection, Protección frente a sobrevoltaje).
  • UVP (Under Voltage Protection, Protección frente a subvoltaje).
  • OLP/OPP (Over Load Protection, Protección frente a sobretensióm)
  • SCP (Short Circuit Protection, Protección frente a cortocircuitos).
  • OTP (Over Temperature Protection, Protección frente a exceso de temperatura).

Generalmente cuando una fuente de alimentación se estropea por un pico de tensión puede llevarse con ella alguna pieza del ordenador (disco duro, unidad óptica, placa base,…), aunque si cuenta con un buen sistema de protección no debería de estropearse ninguna otra pieza a parte de la fuente de alimentación.

El siguiente paso para mejorar la seguridad de los dispositivos eléctricos son las regletas o multibases que disponen de varios enchufes, en este caso existen diferentes tipos de regletas:

  • Normales: no implementan ningún tipo de protección, en algunos casos pueden implementar un interruptor de encendido/apagado de los dispositivos conectados a ella, por lo que son poco aconsejables para equipos informáticos o dispositivos eléctronicos de alto coste.
  • Con protección contra sobretensiones: Implementan algún tipo de protección (ej: un fusible o similar) para evitar daños a dispositivos.
  • Con protección contra sobretensiones y filtro EMI/RFI.
  • Con protección contra sobretensiones, filtro EMI/RFI y protección telefónica RJ-11 (algunos modelos puede implementar también protección para la antena de televisión): Son los modelos más completos y que ofrecen mayor protección a los dispositivos eléctricos, siendo los más aconsejables.

Con este sistema de protección podemos evitar en principio que un dispositivo eléctrico (ej: un ordenador, un monitor, una televisión,…) resulte dañado, pero no conseguiremos tener una cierta autonomía para poder trabajar con los dispositivos conectados a la regleta (ej: Guardar un archivo que hayamos creado recientemente y no se haya guardado), para eso es necesario un SAI o UPS.

En última instancia existen los SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) o UPS (Uninterruptible Power Supply, Sistema de Alimentación Ininterrumpida) que además de proteger los equipos, son también son acumuladores de energía eléctrica (usan baterías), en caso de corte del suministro electrico los SAI/UPS dan corriente eléctrica a los dispositivos conectados a ellos durante unos minutos (generalmente el tiempo suficiente para poder guardar el trabajo que estamos realizando y apagar el equipo correctamente), aunque el tiempo de autonomía sin red eléctrica depende de dos factores principalmente:

  • VA (Voltiamperios), a mayor cantidad de VA mayor tiempo de autonomía en principio.
  • Consumo de los dispositivos conectados al SAI, a mayor consumo, menor autonomía, por ejemplo no es lo mismo conectar a un SAI de 750VA (unos 450W) un equipo de sobremesa (Torre + Monitor) que un Portátil que usa un transformador de unos 90w, en el segundo caso obtendremos una autonomía mayor porque el consumo del portátil es menor.

Existen tres tipos de SAI:

  • Off Line o Stand By: son los más asequibles practicamente se puede decir que actuan como baterías en caso de ausencia del suministro eléctrico, aunque algunos modelos pueden llevar sistemas de regulacion de voltaje, denominado AVR (Automatic Voltaje Regulator, Regulador de Voltaje Automático), que permite controlar el voltaje de funcionamiento de tal forma que si hay una ligera bajada/subida de tensión el SAI la absorbe sin pasar a modo bateria, pertenecen al nivel 3.
  • In Line o Interactivos: Son modelos Off Line más complejos que integran un sistema AVR, actuán en el caso de ausencia del suministro eléctrico pero pueden soportar ligeras variaciones de voltajes/tensiones, son los más recomendables teniendo en cuenta su relación precio/prestaciones/seguridad pertenecen al nivel 5.
  • On Line (En Linea): Son los más avanzados, siempre están funcionando en modo batería, filtrando la corriente de tal forma que al SAI le entra la corriente alterna y la filtra para que sea de 220v siempre, evidentemente si corta el suministro electrico el SAI pasa a modo bateria como en los casos anteriores, pertenecen al nivel 9, son los más seguros aunque también los más caros con diferencia, y en algunos casos (dependiendo del modelo) pueden ser ampliables en paralelo con otro/s SAI iguales.

A la hora de elegir un SAI/UPS es necesario tener en cuenta:

  • El tipo de SAI: Off Line, Interactivo u On Line.
  • El tipo de tomas de corriente, en función de lo que se vaya a conectar al SAI puede ser necesario unas tomas u otras, por ejemplo las habituales en uso doméstico son las denominadas Schuko.
  • El número de tomas de corriente protegidas con batería por el SAI y número de tomas protegidas por el SAI sin batería, es muy habitual que los SAI de 700VA (VoltiAmperios) o menos lleven como mucho 4 tomas de corriente (al menos 1 de ellas debería estar protegida unicamente contra sobretensiones sin batería ya que si todas las tomas del SAI estan protegidas por batería podría producirse una sobrecarga en el SAI y no funcionar) aunque hay excepciones (ej: APC Back-Ups ES de 400VA/500VA/700VA llevan 8 tomas, 4 protegidas con batería y otras 4 protegidas sin batería), mientras que los modelos de 1000VA ó más suelen llevar 8 tomas (4 protegidas por batería y otras 4 protegidas sin batería). A mayor número de tomas más fácil es controlar los dispositivos conectados al SAI.
  • Los sistemas de protección adicionales, normalmente los SAI/UPS cuentan con protección RJ-11 para teléfono/fax.
  • La capacidad del SAI que necesitamos, normalmente los fabricantes usan como medida los VoltiAmperios (VA) que no se corresponden con el consumo en Watios de forma directa, es decir que un SAI de 750VA equivale a unos 450W (no  a 750W), generalmente los fabricantes indican tanto los valores en VoltiAmperios (VA) como en Watios, por ejemplo un SAI de 1000VA tiene unos 600W. Hay que tener en cuenta que un SAI es un componente para largo plazo  (las baterías pueden durar varios años) por lo que es conveniente comprar un SAI que no se quede corto por si cambiamos o ampliamos el equipo informático.
  • Posibilidad de arrancar con batería sin presencia de tensión, lo que se denomina arranque en frío, es útil por ejemplo si necesitamos encender el equipo y no tenemos suministro eléctrico en ese momento, aunque para ello es necesario que las baterías del SAI esten cargadas puesto que si no lo están el SAI no sera capaz de encederse y suministrar alimentación por batería al equipo.
  • Saber si dispone de software de monitorización y cierre (no todos lo incorporan), el software de monitorización y cierre permite saber en todo momento el estado del SAI (nivel de batería, autonomía restante,…) y por otro lado puede apagar el ordenador antes de que la batería del SAI se agote por completo, para llevar a cabo estas funciones se usa un cable de comunicación entre el SAI y el PC, este cable puede ser serie (RS-232) o USB, siendo más aconsejable usar el USB ya que es más actual que el puerto serie (en desuso).
  • Sistemas operativos soportados por el Software de monitorización y cierre, normalmente tienen soporte para Windows pero no siempre para otros sistemas como Linux, Mac OS, Unix,…
  • Cambio de baterías por parte del usuario lo que facilita el mantenimiento del SAI, o por personal cualificado (normalmente del propio fabricante o personal autorizado por el mismo) lo cual supone un sobreprecio en el mantenimiento.
  • El sistema de montaje, lo normal es que un SAI se admita un montaje vertical u horizontal, aunque los modelos orientados a empresa permiten el montaje en Rack de 19″ (normalmente se denominan enrackables).
  • El diseño del SAI, dependiendo del fabricante pueden tener lineas más o menos cuadradas.
  • El nivel de ruido que tiene, algunos modelos tienen refrigeración pasiva (usan piezas de metal para disipar el calor de los componentes del SAI) y su nivel de ruido es nulo en funcionamiento (aunque tienen las alertas acústicas correspondientes), mientras que otros modelos recuren a refrigeración activa (usan ventiladores para disipar el calor de los componentes del SAI) por lo que dependiendo de la calidad y prestaciones del ventilador pueden ser más o menos ruidos.

Así mismo es importante tener en cuenta que a un SAI no se debe conectar:

  • Una regleta para ampliar su número de conexiones ya que si la toma a la que se conecta la regleta esta protegida con batería se podría sobrecargar el SAI lo cual produciría un aviso acústico por parte del mismo para alertar al usuario del fallo, otra cosa sería conectar una regleta a una toma protegida sin batería en este caso no debería suponer un problema ya que en caso de corte del suministro eléctrico la regleta no sería alimentada por el SAI al estar conectada a una toma con protección pero sin batería.
  • Dispositivos informáticos que tienen picos de arranque como las impresoras, especialmente las Láser.
  • Dispositivos de alto consumo como por ejemplo estufas, calefactores,…

Entre los fabricantes más conocidos de regletas y SAI/UPS están:

  • MGE (Pertenece a Merlin Gerin), también fabrican regletas con protecciones eléctricas
  • APC (actualmente pertenece a MGE), también fabrican regletas con protecciones eléctricas.
  • Salicru

Otros fabricantes de regletas y/o SAI menos conocidos pero que también pueden dar buenos resultados son:

Más información sobre SAI y fallos eléctricos en: