Integración tecnológica: Hasta que punto es “buena”


En lo personal considero que la integración tecnológica de dispositivos es buena especialmente en dispositivos portátiles (Ej: Portátiles, Tablet, Teléfonos móviles,…) donde la capacidad de conectividad y capacidad de ampliación del dispositivo en cuestión es menor que la que tienen los ordenadores de sobremesa;  un claro ejemplo en equipos de sobremesa actuales son losp procesadores (Actualmente integran entre otros elementos: Coprocesador matemático, Memoria cache o el controlador de memoria RAM) o las placas base (Motherboard o Mainboard) actuales que suelen llevar integrados de fabrica:

  • Varios conectores USB traseros y frontales (En algunos casos algunos de estos puertos pueden ser USB 3.0).
  • Varias conexiones Serial ATA (SATA), en algunos casos pueden tener algún puerto eSATA (eXternal Serial ATA) para conectar dispositivos de almacenamiento externo (Ej: Memoria Flash eSATA o Discos duros externos) ofreciendo un rendimiento similar al de un disco duro SATA interno.
  • 1 conexión LAN (Ethernet RJ-45) de 100 Mbps (En algunos casos pueden tener 1 ó 2 conexiones LAN Gigabit Ethernet de 1.000 Mbps).
  •  Una conexión IDE/ATA (Aunque esta en “extinción” porque ha sido sustuida por SATA).
  • Algunos modelos de gama media/alta suelen llevar puertos Firewire (IEEE1394 ó I.Link) que principalmente se utilizan para capturar vídeo desde una camara MiniDV o similar (Siempre y cuando esta disponga de dicha conexión).

Sin embargo algunas placas base de sobremesa también pueden tener integrados otros dispositivos como es el caso de una conexión Wifi o Bluetooth, como por ejemplo el caso de la Zotac H55 miniITX que lleva Wifi 11n (Aunque en este caso puede estar “justificado” porque placa base es de formato reducido (Menor incluso que MicroATX).

Zotac H55 Mini ITX

Básicamente la única ventaja que tiene la integración tecnológica en equipos de sobremesa (Ej: Ordenadores), es la eliminación de dispositivos que tiene el usuario sobre la mesa

Sin embargo bajo mi punto de vista la integración también tiene sus desventajas, entre ellas:

  • Los dispositivos integrados únicamente pueden utilizarse en el equipo que los tiene, si estos fuesen externos (Ej: Lectores de tarjetas, Conexión Wifi USB, Conexión Bluetooth (BT) USB,…) podrían compartirse con otros dispositivos compatibles aunque lógicamente no podrían usarse simultáneamente en dos equipos.
  • Deja los dispositivos  integrados obsoletos en el momento que aparecen nuevas revisiones (Siempre y cuando actualice los dispositivos) como por ejemplo es el caso de:
  • Lectores de Tarjetas de memoria (Los lectores más antiguos suelen tener problemas para “leer” tarjetas de memoria actuales de gran capacidad y/o modelos de reciente aparición).
  • Wifi 11g (Hasta 54 Mbps) y Wifi 11n (Hasta 300 Mbps).
  • Bluetooth 2.0 + EDR (Hasta 3 Mbps) y Bluetooth 3.0 + HS (Hasta 24 Mbps).

Otro ejemplo de integración en periféricos serían las impresoras multifunción que actualmente integran:

  • Impresora.
  • Escáner.
  • Fotocopiadora (Algunos modelos empresariales pueden llevar un ADF: Automatic Document Feeder, Alimentador Automático de Documentos).
  • Fax (En algunos modelos de gama media/alta).

Que pueden “ahorrar” espacio físico utilizando un único dispositivo para varias funciones, sin embargo en caso de que averíe alguna de esas funciones en caso de llevarlo a reparar perdemos el resto de funciones y por otra parte es posible que traiga más cuenta cambiar el dispositivo completo que repararlo.

Conversor de unidades online


En ConvertWorld.com hay un conversor de unidades de longitud, capacidad, peso, energía,… que puede ser bastante útil si necesitamos convertir datos de una medida a otra y no conocemos la fórmula matemática exacta. La página web es de uso gratuito, aunque admite donaciones vía Paypal.

SSD Mushkin Callisto Deluxe de 40 GB: SSD de alto rendimiento, baja capacidad y relativamente económico


Hasta hace poco tiempo los SSD (Solid State Device, Dispositivo de Estado Sólido) de alto rendimiento tenian y tienen precios caros, especialmente en modelos de 120 GB o más capacidad, de hecho los modelos de 60 GB rondan los 150 – 160 € (La relación €/GB es de entre 2,5 y 2,66 €/GB) que no es un mal precio si tenemos las ventajas que ofrecen los SSD, entre ellas:

  • Menor latencia (Tiempo de acceso) que es inferior a 1 ms (Los discos duros domésticos de 7.200 Rpms suelen tener unos 9 ms en el mejor de los casos), lo que se traduce en mayor rapidez a la hora de cargar el Sistema Operativo y abrir programas/juegos.
  • Mayor rendimiento en tasas de lectura y escritura secuencial.
  • Mejor rendimiento en tadas de lectura y escritura aleatoria (Esto en parte depende de las prestaciones de la controladora).
  • Mayor cantidad de IOPS (Input Ouput Per Second), realizan más operaciones de entrada/salida (E/S) por segundo que los discos duros.
  • Mayor fiabilidad (No tienen parte móviles).
  • Menor consumo.
  • Generan menos calor.

Sin embargo según la información de Noticias3D, parece ser que Mushkin va a comercializar un SSD de 40 GB basado en Sand Force 1200 (SF-1200) aunque todavía no aparece en la web de Mushkin, realmente esto no es nada “nuevo” ya que fabricantes como OCZ (Vertex2 de 40 GB) y Corsair (Force F40), también tienen modelos de 40 GB; la diferencia es que en lugar de costar unos 140 – 145 € (Sin gastos de envío), el Mushkin Callisto Deluxe de 40 GB sale por unos 108 € (La relación €/GB sería de unos 2,7 €) sin gastos de envío en PCComponentes (Una tienda online española, aunque a fecha de la entrada (26 de agosto) actualmente esta “Agotado”), es decir que a igualdad de producto y rendimiento (Los tres modelos comentados anteriormente llevan una controladora Sand Force 1200/SF-1200) el Mushkin es más barato, de hecho las versiones de 40 GB de OCZ y Corsair se acercan bastante en precio a algunos SSD de 60 GB basados también en SF-1200 como el caso del:

  • Mushkin Callisto Deluxe de 60 GB (Ronda los 148 € sin gastos de envío).
  • G.Skill Phoenix Pro de 60 GB (Ronda los 150 – 155 € sin gastos de envío).
  • OCZ Vertex2 de 60 GB (Ronda los 158 € sin gastos de envío).
  • Corsair Force F60 de 60 GB (Ronda los 173 € sin gastos de envío).

Las ventajas del SSD Mushkin Callisto a pesar de su relativo alto precio (Unos 11o €) es su gran rendimiento ya que si tomamos como referencia el OCZ Vertex 2 de 40 GB (Ambos deben tener un rendimiento similar ya que se basan en la misma controladora) son:

  • Uso de una controladora Sand Force 1200 (SF-1200) que es de las más actuales y de mayor rendimiento.
  • Una tasa secuencial de hasta 280 MB/Seg en lectura y 270 MB/Seg en escritura (Los modelos de 60 GB tienen 285/275 MB/Seg en lectura/escritura, por lo que la diferencia de rendimiento es mínima).
  • Hasta 45.000 IOPS en Random Write de 4KB (Los modelos de 60 GB tienen hasta 50.000 IOPS, de nuevo la diferencia de rendimiento es mínima).

Como se puede ver tiene practicamente el mismo rendimiento que las unidades de 60 GB basadas en controladora Sand Force 1200 (SF-1200) pero menor coste (También es cierto que tiene menor capacidad de almacenamiento que los modelos de 60 GB), de hecho si lo comparamos con modelos de precios y capacidades similares como por ejemplo:

  • Intel X25-V de 40 GB (Controladora Intel): Hasta 170 MB/Seg en lectura y 35 MB/Seg en escritura (Ronda los 110 € (Unos 2,75 €/GB) sin contar gastos de envio).
  • OCZ Onyx de 32 GB (Controladora Indilix Amigos): Hasta 125 MB/Seg en lectura y 70 MB/Seg en escritura (Ronda los 82 € (Unos 2,56 €/GB) sin contar gastos de envio).
  • Corsair V32 Nova (Controladora Indilix Barefoot): Hasta 195 MB/Seg en lectura y 70 MB/Seg en escritura (Ronda los 115 € (Unos 3,59 €/GB) sin contar gastos de envio).

Se puede decir que el Mushkin Callisto Deluxe de 40 GB (Ronda los 108 € (Unos 2,7 €/GB) sin gastos de envío) tiene mejor relacion precio/prestaciones que los anteriores ya que:

  • Es un modelo más actual.
  • Su controladora tiene mayor rendimiento.
  • Tiene una capacidad similar o incluso superior (Caso del OCZ Onyx y Corsair Nova).

Es más teniendo en cuenta el precio tampoco sería mala idea montar un RAID 0 (Stripping) con dos Mushkin Callisto de 40 GB de esta forma conseguiríamos:

  • Un SSD de 80 GB (40 GB x2) al sumar la capacidad de ambos SSD por el precio aproximadado de un SSD de 80 GB, como por ejemplo:
    • Intel X25-M de 80 GB (Controladora Intel; hasta 170 MB/Seg en lectura y 70 MB/Seg en escritura) ronda los 215 € sin portes.
    • G.Skill Phoenix Pro de 80 GB (Controladora Sand Force 1200 (SF-1200); hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura) ronda los 200 € sin portes.
    • OCZ Vertex2 de 90 GB (Controladora Sand Force 1200 (SF-1200); hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura) ronda los 210 € sin portes (Este modelo no creo que sea “interesante” porque por 10 € más esta el Vertex2 de 120 GB).
    • Vertex2 de 120 GB (Controladora Sand Force 1200 (SF-1200); hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura) ronda los 220 € sin portes (Este modelo puede ser interesante si necesitamos una capacidad de almacenamiento superior a los 80 GB y no nos importa “perder” rendimiento (De todas formas el rendimiento de un único SSD es más que notable respecto al uso de un disco duro aun siendo este de 10.000 ó 15.000 Rpms).
  • Una tasa de lectura de unos 560 MB/Seg (280 MB/Seg x2) al montarlos en RAID 0 (Stripping).
  • Una tasa de escritura de unos 540 MB/Seg (270 MB/Seg x2) al montarlos en RAID 0 (Stripping).

Aunque hay que tener en cuenta que un RAID 0 con SSD tiene varias desventajas:

  • Actualmente los SSD en RAID no soportan TRIM (Es un sistema que evita la degradacion (Pérdida) de rendimiento en el SSD con el uso en escritura de datos en lectura de datos apenas se degrada).
  • En caso de deshacer el RAID nos quedaríamos con dos unidades de 40 GB que pueden ser “pequeñas” según para que tipo de usuarios (No es lo mismo un usario ofimático que utiliza unos pocos programas, que por ejemplo un usuario Gamer que utiliza además de los programas más comunes, tiene instalados varios juegos de ordenador que ocupan varios GB cada uno).

Así mismo RAID 0 no es tolerante a fallos, por lo que si uno de los SSD del RAID fallase, la información del mismo puede darse por pérdida, por esta razón es necesario tener copias de seguridad de los archivos que consideremos “críticos” (Documentos, Fotografías, Vídeos, Música,…).

OCZ Revo Drive: Unidades SSD en formato PCI Express (PCIe) de baja capacidad


Hasta hace poco las unidades SSD (Solid State Device, Dispositivo de Estado Sólido) basadas en memorias Nand Flash como medio de almacenamiento se encontraban principalmente como discos de: 2,5″ (Tamaño de disco portátil, para poder usarlo en un equipo de sobremesa era necesario utilizar un adaptador de 2,5″@3,5″), aunque también existen otros formatos (Como comente en esta entrada del Blog):

  • 1,8″ (Tamaño inferior al de un disco portátil).
  • 3,5″ (Tamaño de disco de sobremesa, no son muy frecuentes aunque existen algunos modelos de OCZ en este formato).

Sin embargo desde hace tiempo también se comercializan SSD en formato PCIe (Usando una tarjeta PCIe) como ha sido el caso del Photofast G- Monster o el OCZ Z Drive (Se puede encontrar más información en esta entrada del Blog) cuyos precios eran bastante altos.

Actualmente parece que OCZ ha sacado al mercado modelos en formato PCIe más “asequibles” con menor capacidad y rendimiento como es el caso del OCZ Revo Drive que utiliza una conexión PCIe 4x, sus características principales son:

50-80GB Max Performance

  • Read: Up to 540 MB/s
  • Write: Up to 450 MB/s
  • Sustained Write: Up to 350 MB/s
  • Random Write 4KB (Aligned): 70,000 IOPS

120GB-480GB Max Performance

  • Read: Up to 540 MB/s
  • Write: Up to 480 MB/s
  • Sustained Write: Up to 400 MB/s
  • Random Write 4KB (Aligned): 75,000 IOPS

El gran rendimiento de estas unidades se debe al uso de un RAID 0 interno.

Su precio es de unos 243 € para el modelo de 50 GB, unos 300 € para el de 80 GB y unos 375 € para el de 120 GB, el resto de modelos de mayor capacidad tienen precios algo desorbitados.

Sin embargo hay que tener en cuenta que el Revo Drive puede tener varias “desventajas” frente al uso de dos o más SSD con conexión Serial ATA en RAID 0, entre otras:

  1. Utiliza un RAID 0 interno por lo que en caso de fallo habría que sustituir posiblemente la tarjeta completa.
  2. No se puede hacer un RAID utilizando tarjetas PCIe 4x, mientras que con conexiones SATA si es posible, actualmente la mayoria de las placas base suelen traer al menos entre 4 y 6 conexiones SATA300 e incluso en algunos casos incorporan controladoras SATA RAID adicionales sencillas de otros fabricantes, las cuales requieren sus propios drivers/controladores.

Además de no ser compatible con todas las placas base, OCZ tiene un listado en PDF con las que han probado.

Capacidad real de almacenamiento de los discos duros


En el Blog El Destornillador hay una reflexión interesante acerca de la capacidad real de los discos duros, comercialmente los discos duros se venden redondeando gigabytes, es decir por ejemplo un disco de 500 GB al formatearlo se queda en unos 465 GB, es decir que se “pierden” 35 GB (Casi nada), pero esto se debe a que los fabricantes de discos duros interpretan la capacidad de almacenamiento de 1.000 en 1.000 en lugar de 1.024 en 1.024 que es la “medida” en informática, puesto que la informática se basa en lenguaje binario (Base2), no en Decimal (Base10), y en menor medida en Hexadecimal (Base16).

Si contamos usando el Sistema Decimal (Base10), que es el que utilizan los fabricantes de discos duros, tendríamos estos resultados:

Sin embargo si contamos usando el Sistema Binario (Base2), que es el que se utiliza en informática, tendríamos estos otros resultados:

Para saber la capacidad real de un disco duro bastaría con aplicar la siguiente fórmula (Es una regla de tres directa, a mayor tamaño, mayor pérdida de capacidad):

Cuyo resultado es del 93,13%. Ya sólo queda aplicar una regla de tres directa al tamaño del disco duro, dando estos resultados:

He incluido en la tabla tambien los próximos discos de 2,5 y 3 TB que se comercializaran en el mercado en un futuro próximo. Como se puede apreciar a mayor capacidad de almacenamiento, mayor cantidad de GB “perdidos”, es decir en un disco duro de 500 Gb se “pierden” unos 35 GB (Se queda en 465 GB), pero un disco duro de 1 TB (1.000 GB) se queda en unos 931 GB (Pierde 69 GB). Sin embargo con la memoria RAM por ejemplo ocurre lo contrario, los módulos de:

  • 1 GB tienen realmente 1.024 MB, por lo que si tenemos 4 módulos de 1 GB realmente tendríamos 4.096 MB (Es decir 96 MB “extras”).
  • 2 GB tienen realmente 2.048 MB, por lo que si tenemos 4 módulos de 2 GB realmente tendríamos 8.192 MB (Es decir 192 MB “extras”).

Esto tambien se aprecia en modulos de menor tamaño por ejemplo 256 y 512 MB, lo que ocurre es que en este caso la ganancia “extra” es de unos pocos Kilobytes o Megabytes por ejemplo si tuvieramos 2 módulos de 512 MB tendríamos 1 GB pero realmente serían 1.024 MB (Es decir tendríamos 24 MB “extras”), aunque en este caso es más “lógico” puesto que si sumamos 512 MB + 512 MB = 1.024 MB. Esto se debe a que para aumentar la memoria RAM se sigue el sistema binario (Base2) que es el mismo que usa el ordenador.