SSD de 25nm: ¿Son tan buenos como parecen?


Corsair Force F60 (SSD de 34 nm)

Actualmente muchos de los SSD (Solid State Device, Dispositivo de Estado Sólido) que hay en el mercado son de 34nm, sin embargo algunos fabricantes están “migrando” a los 25nm, esto tiene varias ventajas para ellos:

  • Reducir costes de fabricación (Lo cual debería repercutir en el usuario final al poder comprar un producto más barato aunque no siempre es así), ya que de una misma oblea sale una mayor cantidad de unidades.
  • En el caso de los SSD podría aumentarse la capacidad de almacenamiento de las unidades.
  • Reducir la temperatura (Aunque en memoria Nand Flash es poco improbable ya que apenas se calientan).
  • Mayor fiabilidad.
  • Mayor rendimiento.
  • Menor consumo (En el caso de la memoria Nand Flash es poco improbable que se reduzca el consumo de forma significativa ya que es bastante bajo).

Sin embargo esta migración a los 25nm va a tener varias desventajas para el usuario:

  • Menor rendimiento (Según las pruebas realizadas por Corsair en sus nuevos SSD de 25 nm, estos tienen entre un 3 y un 4 % menos de rendimiento que los modelos equivalentes de 34 nm de la generación anterior), aunque únicamente sería visible en Benchmarks o Test de rendimiento, ya que en el uso diario no sería apreciable.
  • Menor capacidad de almacenamiento útil ya que para mantener la fiabilidad del dispositivo el Spare Area (Área de Reserva) debe ser mayor que la de los modelos de 34 nm, esto se debe a que los ciclos de escritura para Nand Flash de 25nm es de 3.000 ciclos (Es decir una memoria Nand Flash de 25nm puede ser escrita 3.000 veces sin que de “problemas”), sin embargo una memoria Nand Flash de 34nm soporta hasta 5.000 ciclos.

Por ahora los únicos fabricantes que han migrado a 25nm son OCZ la cual ha tenido graves problemas con sus usuarios ya que al descubrirse el “pastel” ha habido quejas masivas de sus usuarios y Corsair que por lo que parece ha aprendido la lección y comercializará sus modelos con otras referencias diferentes a las de los modelos actuales, pasando los Corsair F80 de 80 GB y F120 de 120 GB de 34 nm, a denominarse Corsair Force 80A (80 GB) y Force 115 (115 GB) de 25 nm.

Es de suponer que el resto de fabricantes de SSD (G.Skill, Mushkin, Crucial, Intel,…) que migren a 25 nm hagan algo similar a lo que ha hecho Corsair si no quieren producir una “desbandada” de usuarios que se vayan a otras marcas como les ha ocurrido a OCZ con sus Vertex2/Agility2, que han tenido que comenzar un programa de reemplazo de unidades a raíz de las quejas de los usuarios.

Se puede encontrar más información en:

Anuncios

Racetrack: Futuras unidades de almacenamiento mágnetico de alto rendimiento de IBM


Según parece el “Gigante Azul” (IBM (International Business Machines) para más señas) esta estudiando un sistema de almacenamiento magnético denominado Racetrack que se caracteriza por:

  • Aumentar la capacidad de almacenamiento.
  • Reducido tamaño.
  • Mejor rendimiento. Se espera que sea superior a los SSD, Solid State Devices (Dispositivos de Estado Sólido):
    • No tienen partes móviles (Al igual que los SSD actuales).
    • Tendrán hasta 100.000 veces la velocidad de escritura de un SSD actual.
    • Admiten un número de escrituras infinitas (Los SSD actuales tienen un número de escrituras limitadas).

Esta tecnología de almacenamiento se basa en el uso de nanotecnología “aprovechando” huecos que no se han utilizado hasta ahora; aunque según ha comentado la propia IBM por lo menos hasta dentro de 10 años (Quizás para el año 2020) no veremos los resultados, aunque si saldrán prototipos dentro de unos 3 años (2013).

Se puede encontrar más información en:

SSD Mushkin Callisto Deluxe de 40 GB: SSD de alto rendimiento, baja capacidad y relativamente económico


Hasta hace poco tiempo los SSD (Solid State Device, Dispositivo de Estado Sólido) de alto rendimiento tenian y tienen precios caros, especialmente en modelos de 120 GB o más capacidad, de hecho los modelos de 60 GB rondan los 150 – 160 € (La relación €/GB es de entre 2,5 y 2,66 €/GB) que no es un mal precio si tenemos las ventajas que ofrecen los SSD, entre ellas:

  • Menor latencia (Tiempo de acceso) que es inferior a 1 ms (Los discos duros domésticos de 7.200 Rpms suelen tener unos 9 ms en el mejor de los casos), lo que se traduce en mayor rapidez a la hora de cargar el Sistema Operativo y abrir programas/juegos.
  • Mayor rendimiento en tasas de lectura y escritura secuencial.
  • Mejor rendimiento en tadas de lectura y escritura aleatoria (Esto en parte depende de las prestaciones de la controladora).
  • Mayor cantidad de IOPS (Input Ouput Per Second), realizan más operaciones de entrada/salida (E/S) por segundo que los discos duros.
  • Mayor fiabilidad (No tienen parte móviles).
  • Menor consumo.
  • Generan menos calor.

Sin embargo según la información de Noticias3D, parece ser que Mushkin va a comercializar un SSD de 40 GB basado en Sand Force 1200 (SF-1200) aunque todavía no aparece en la web de Mushkin, realmente esto no es nada “nuevo” ya que fabricantes como OCZ (Vertex2 de 40 GB) y Corsair (Force F40), también tienen modelos de 40 GB; la diferencia es que en lugar de costar unos 140 – 145 € (Sin gastos de envío), el Mushkin Callisto Deluxe de 40 GB sale por unos 108 € (La relación €/GB sería de unos 2,7 €) sin gastos de envío en PCComponentes (Una tienda online española, aunque a fecha de la entrada (26 de agosto) actualmente esta “Agotado”), es decir que a igualdad de producto y rendimiento (Los tres modelos comentados anteriormente llevan una controladora Sand Force 1200/SF-1200) el Mushkin es más barato, de hecho las versiones de 40 GB de OCZ y Corsair se acercan bastante en precio a algunos SSD de 60 GB basados también en SF-1200 como el caso del:

  • Mushkin Callisto Deluxe de 60 GB (Ronda los 148 € sin gastos de envío).
  • G.Skill Phoenix Pro de 60 GB (Ronda los 150 – 155 € sin gastos de envío).
  • OCZ Vertex2 de 60 GB (Ronda los 158 € sin gastos de envío).
  • Corsair Force F60 de 60 GB (Ronda los 173 € sin gastos de envío).

Las ventajas del SSD Mushkin Callisto a pesar de su relativo alto precio (Unos 11o €) es su gran rendimiento ya que si tomamos como referencia el OCZ Vertex 2 de 40 GB (Ambos deben tener un rendimiento similar ya que se basan en la misma controladora) son:

  • Uso de una controladora Sand Force 1200 (SF-1200) que es de las más actuales y de mayor rendimiento.
  • Una tasa secuencial de hasta 280 MB/Seg en lectura y 270 MB/Seg en escritura (Los modelos de 60 GB tienen 285/275 MB/Seg en lectura/escritura, por lo que la diferencia de rendimiento es mínima).
  • Hasta 45.000 IOPS en Random Write de 4KB (Los modelos de 60 GB tienen hasta 50.000 IOPS, de nuevo la diferencia de rendimiento es mínima).

Como se puede ver tiene practicamente el mismo rendimiento que las unidades de 60 GB basadas en controladora Sand Force 1200 (SF-1200) pero menor coste (También es cierto que tiene menor capacidad de almacenamiento que los modelos de 60 GB), de hecho si lo comparamos con modelos de precios y capacidades similares como por ejemplo:

  • Intel X25-V de 40 GB (Controladora Intel): Hasta 170 MB/Seg en lectura y 35 MB/Seg en escritura (Ronda los 110 € (Unos 2,75 €/GB) sin contar gastos de envio).
  • OCZ Onyx de 32 GB (Controladora Indilix Amigos): Hasta 125 MB/Seg en lectura y 70 MB/Seg en escritura (Ronda los 82 € (Unos 2,56 €/GB) sin contar gastos de envio).
  • Corsair V32 Nova (Controladora Indilix Barefoot): Hasta 195 MB/Seg en lectura y 70 MB/Seg en escritura (Ronda los 115 € (Unos 3,59 €/GB) sin contar gastos de envio).

Se puede decir que el Mushkin Callisto Deluxe de 40 GB (Ronda los 108 € (Unos 2,7 €/GB) sin gastos de envío) tiene mejor relacion precio/prestaciones que los anteriores ya que:

  • Es un modelo más actual.
  • Su controladora tiene mayor rendimiento.
  • Tiene una capacidad similar o incluso superior (Caso del OCZ Onyx y Corsair Nova).

Es más teniendo en cuenta el precio tampoco sería mala idea montar un RAID 0 (Stripping) con dos Mushkin Callisto de 40 GB de esta forma conseguiríamos:

  • Un SSD de 80 GB (40 GB x2) al sumar la capacidad de ambos SSD por el precio aproximadado de un SSD de 80 GB, como por ejemplo:
    • Intel X25-M de 80 GB (Controladora Intel; hasta 170 MB/Seg en lectura y 70 MB/Seg en escritura) ronda los 215 € sin portes.
    • G.Skill Phoenix Pro de 80 GB (Controladora Sand Force 1200 (SF-1200); hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura) ronda los 200 € sin portes.
    • OCZ Vertex2 de 90 GB (Controladora Sand Force 1200 (SF-1200); hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura) ronda los 210 € sin portes (Este modelo no creo que sea “interesante” porque por 10 € más esta el Vertex2 de 120 GB).
    • Vertex2 de 120 GB (Controladora Sand Force 1200 (SF-1200); hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura) ronda los 220 € sin portes (Este modelo puede ser interesante si necesitamos una capacidad de almacenamiento superior a los 80 GB y no nos importa “perder” rendimiento (De todas formas el rendimiento de un único SSD es más que notable respecto al uso de un disco duro aun siendo este de 10.000 ó 15.000 Rpms).
  • Una tasa de lectura de unos 560 MB/Seg (280 MB/Seg x2) al montarlos en RAID 0 (Stripping).
  • Una tasa de escritura de unos 540 MB/Seg (270 MB/Seg x2) al montarlos en RAID 0 (Stripping).

Aunque hay que tener en cuenta que un RAID 0 con SSD tiene varias desventajas:

  • Actualmente los SSD en RAID no soportan TRIM (Es un sistema que evita la degradacion (Pérdida) de rendimiento en el SSD con el uso en escritura de datos en lectura de datos apenas se degrada).
  • En caso de deshacer el RAID nos quedaríamos con dos unidades de 40 GB que pueden ser “pequeñas” según para que tipo de usuarios (No es lo mismo un usario ofimático que utiliza unos pocos programas, que por ejemplo un usuario Gamer que utiliza además de los programas más comunes, tiene instalados varios juegos de ordenador que ocupan varios GB cada uno).

Así mismo RAID 0 no es tolerante a fallos, por lo que si uno de los SSD del RAID fallase, la información del mismo puede darse por pérdida, por esta razón es necesario tener copias de seguridad de los archivos que consideremos “críticos” (Documentos, Fotografías, Vídeos, Música,…).

Próximas controladoras Sand Force Phoenix para SSD de alto rendimiento


Los SSD de última generación basados en:

  • Sand Force 1200 (SF-1200) con un rendimiento  hasta 285 MB/Seg en lectura y 275 MB/Seg en escritura.
  • Crucial C300 (Utilizan una controladora Marvell) con un rendimiento de hasta 355 MB/Seg en lectura usando SATA600/SATA3 (Con SATA300/SATA2 tienen hasta 265 MB/Seg) y una tasa de escritura variable de hasta:
    • 215 MB/Seg para el modelo de 256 GB.
    • 140 MB /Seg para el modelo de 128 GB.
    • 75 MB/Seg para el modelo de 64 GB.

Son los que tienen mayor rendimiento actualmente (Aunque los C300 destacan más en lectura que en escritura, a diferencia de los Sand Force 1200/SF-1200 que son más equilibrados en lectura y escritura). Sin embargo parece que en Computex 2010 (Una de las ferias de informática que se celebran anualmente en Taipei, Taiwan) el fabricante Photofast ha presentado el Monster2-SVF2 (Información de Tweak Town en inglés), cuyas caracteristicas principales son:

  • Uso de una controladora Sand Force Phoenix de nueva generación.
  • Rendimiento de hasta 520 MB/Seg en lectura y 520 MB/Seg en escritura (520/520 MB/Seg en lectura/escritura) secuencial.
  • Utilización del bus SATA600 (SATA 6 Gbps o SATA3), ya que usando SATA300 se quedaría limitado a menos de 300 MB/Seg que es el máximo ancho de banda disponible en SATA300.
  • Según parece se comercializara a finales del año 2010 o principios del 2011.

A la vista del rendimiento de este próximo SSD, parece claro que el estándar Serial ATA 600 (SATA600) posiblemente dure “poco” en el mercado al tener poco ancho de banda para las próximas generaciones de SSD.

Guía para comprar un SSD (Solid State Device, Dispositivo de Estado Sólido)


En esta entrada del Blog del año 2008 comente el tema de los SSD (Solid State Device, Dispositivos de Estado Sólido). Un SSD se compone de varias piezas como se puede apreciar en esta imagen:

Componentes de un SSD

Componentes de un SSD (Click para agrandar la imagen)

  • Un PCB (Printed Circuit Board, Circuito Impreso), en este caso de color verde, sobre el que se montan los componentes electrónicos.
  • Una Controladora de Memoria que determina en gran parte el rendimiento del SSD.
  • Una memoria cache que determina en parte su rendimiento.
  • Varias memorias NAND Flash que determina la capacidad de almacenamiento del SSD y en parte su rendimiento; lo habitual es que actualmente los SSD de uso “doméstico” sean de tipo MLC (Multi Level Cell), aunque los SSD de gama profesional suelen ser SLC (Single Level Cell).
  • Los conectores Serial ATA de datos y alimentación (Corriente), actualmente son Serial ATA300 (Hasta 300 MB/Seg), aunque están apareciendo SSD con Serial ATA600 (Hasta 600 MB/Seg), hay que tener en cuenta que actualmente ningún disco duro mecánico aprovecha SATA300 ya que ningún disco duro es capaz de tener una tasa sostenida en lectura/escritura de datos de 300 MB/Seg que es lo máximo que soporta SATA300, por lo que SATA300 y SATA600 serán aprovechados únicamente por SSD ya que estos tienen tasas de lectura/escritura muy superiores a los discos tradicionales.
  • Una carcasa metálica para protegerlo donde también esta la etiqueta informativa del fabricante con la marca, modelo, capacidad,… que tiene el SSD.

Actualmente los SSD están  adquiriendo cierto auge como sistema de almacenamiento de datos (Básicamente se usan para el Sistema Operativo y los programas, ya que para almacenamiento masivo de datos no son rentables económicamente) debido a que tienen algunas ventajas sobre los discos duros tradicionales (Información de OZC en PDF e inglés):

  • Menor tiempo de acceso (Menor de 1 ms) que los discos duros mecánicos de:
    • 5.400 Rpms (Ej: Samsung ECO Green) y 5.900 Rpms (Ej: Seagate Barracuda LP): Suelen usarse en el entorno doméstico como almacenamiento de datos ya que no se necesita una alta tasa de transferencia de datos ni un tiempo de acceso bajo.
    • 7.200 Rpms: Suelen emplearse en el entorno doméstico para cargar el Sistema Operativo y programas ya que tienen mayor rendimiento que los modelos citados anteriormente de 5.400 y 5.900 Rpms, ya que su tiempo de acceso en el mejor de los casos es de unos 9 ms.
    • 10.000 Rpms (Ej: Velociraptor, actualmente es el único disco duro SATA300 del mercado, aunque hasta hace poco estos discos sólo se tenían conexión SCSI o SAS): Suelen utilizarse en el sector profesional (Aunque al ser discos SATA pueden utilizarse en placas base domésticas con conectores SATA sin necesidad de realizar un gran desembolso económico como ocurre con los discos SCSI/SAS que necesitan una controladora SCSI/SAS aparte), tienen un tiempo de acceso en el mejor de los casos de unos 4,5 ms.
    • 15.000 Rpms (Ej: Discos SCSI/SAS): Se utilizan mayoritariamente en el sector profesional (Requieren controladoras SCSI o SAS), tienen un tiempo de acceso en el mejor de los casos de unos 3,4 – 3,5 ms.
  • Mayor tasa de lectura (Normalmente de 200 MB/Seg o más) y escritura (Normalmente de 100 MB/Seg o más) de datos secuencial, aunque existen SSD de gama “baja” con menores prestaciones (Ej: Intel X25-V de 40 GB tiene: 170 MB/Seg en lectura y 35 MB/Seg en escritura).
  • Mayor tasa de lectura y escritura aleatoria, aunque esta caracteristica depende en parte del tipo de SSD ya que algunos SSD no destacan en este apartado el cual es bastante importante si el SSD se va a dedicar a correr un Sistema Operativo y los programas (Actualmente es el uso habitual para un SSD ya que no tiene mucho sentido utilizarlos como medios de almacenamiento masivo de datos, para finalidad trae más cuenta comprar un disco duro de gran capacidad ya que son bastante más baratos).
  • Mayor cantidad de operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS: Input-Output per Second).
  • Al no disponer de partes mecánicas ni móviles (Motor, Cabezales, Brazo,…) como los discos duros tradicionales, los SSD:
    • Son menos propensos a fallar (Sólo puede haber fallos eléctricos y/o electrónicos),  de hecho un SSD suele tener un tiempo estimado de vida de 1.000.000 de horas MTBF o más (Los discos duros domésticos tienen entre 500.000 y 750.000 horas MTBF y los discos duros profesionales oscilan entre 1.000.000 y 1.400.000 horas MTBF), aunque eso no significa que un SSD o un disco duro puedan durar decenas de año sino que deben tomarse como indicador de mayor calidad en la construcción del dispositivo.
    • No producen ruido ni vibraciones.
    • Apenas se calientan por lo que no se ven afectados por problemas de altas temperaturas, aunque eso no significa que tengan unos limites de temperatura para funcionar.
Intel X25-M

Intel X25-M

El rendimiento de los SSD varía de un modelo a otro (Estas variaciones de rendimiento pueden ser relativamente altas entre unos modelos y otros sobre todo si pertenecen a generaciones distintas y/o familias de productos diferentes, de hecho OCZ tiene una “categorización” de sus productos en formato PDF, esta clasificación está en función de las prestaciones y capacidad del SSD, lo cual nos puede dar una idea del enfoque comercial del SSD en cuestión en función de su rendimiento/capacidad aunque este sea de otro fabricante), esto se debe en gran parte a la controladora de memoria que integra el SSD, se puede encontrar más información en:

Actualmente hay varias controladoras entre ellas:

  • JMicron JMF612 (Sucesora de la primeras JMF602/602B las cuales tenían un rendimiento irregular).
  • Indilix Barefoot (ARM7) con DRAM ELPIDA: Tienen un rendimiento en general bastante bueno, está implentada en algunos SSD como los G.Skill Falcon o el SuperTalent Ultra ME.
  • Intel con DRAM Samsung: Aunque tienen una tasa de escritura algo “baja” si se compara con otros modelos, los Intel X25 destacan por su rendimiento en lectura y escritura aleatoria, la cual es un punto importante para tener un SSD para Sistema Operativo y Programas y de hecho pocas controladoras de SSD actuales las pueden igualar en este aspecto.
  • Samsung con DRAM Samsung: Utilizada en algunos modelos como los OCZ Summit y los Corsair P Series.
  • Marvell (Es un fabricante de semiconductores): No hay mucha información sobre estas controladoras.
  • SandForce, tiene dos controladoras diferentes: SF-1200 (Mercado doméstico) y SF-1500 (Mercado profesional): Actualmente son poco conocidas pero tienen un rendimiento muy bueno, se han utilizado entre otros SSD en los OCZ Vertex2/Agility2.
  • Asi mismo los fabricantes de discos duros como Seagate (Pulsar) y Westen Digital (SiliconEdge Blue ) también han entrado en el sector de los SSD.
OCZ Vertex2

OCZ Vertex2

Sin embargo los SSD tienen varias pegas principalmente:

  1. Alto precio por GB, el cual oscila entre los 2,5 €/GB y los casi 5 €/GB para los modelos de 32 a 64 GB (Un disco duro SATA300 de 7.200 Rpms y 500 GB tiene un precio actual de unos 55 €, lo que significa que el coste por GB sería de unos 0,11 €/GB aunque no tiene las mismas prestaciones).
  2. Escasa capacidad ya que las unidades más pequeñas que pueden considerarse con buen rendimiento y “asequibles” (Entre 150 y 250 € aproximadamente), son de entre 32 y 80 GB.
  3. Generalmente son unidades de almacenamiento de 2,5″ (Tiene el mismo tamaño que un disco duro de portátil) es decir que para utilizarlo en un equipo de sobremesa es necesario comprar un adaptador si el SSD no lo lleva (Aunque existen algunos modelos de 3,5″ (Como es el caso de los OCZ Colossus/Colossus LT) e incluso en formato PCI Express como es el caso de los OCZ Z-Drive, estos últimos son excesivamente caros actualmente) dicho adaptador de 2,5″ a 3,5″ aunque no es muy caro es un componente necesario si no queremos dejar el SSD “tirado” dentro de la caja expuesto a posibles golpes cuando la movamos de sitio.
  4. Sufren una degradación del rendimiento con el uso (A los discos duros mecánicos les pasa algo similar y es necesario desfragmentarlos con cierta frecuencia), esto en parte se ha solucionado con software de limpieza manual (Ej: Sanity Erase o Intel SSD Tool Box) o bien con las intrucciones como Garbage Collection (Integradas en algunos OCZ) o las intrucciones TRIM (Información de Wikipedia) que por cierto las intrucciones TRIM actualmente no son compatibles con los niveles RAID (Hay más información sobre RAID en esta entrada del Blog).

Por último dejo unos cuantos análisis de algunos SSD actuales interesantes y que se pueden encontrar relativamente fácil en el mercado español:

  • Intel X25-V “Postville” G2 de 40 GB (Actualmente ronda los 110 € aproximadamente), tiene una tasa de lectura de 170 MB/seg y “sólo” 35 MB/Seg en escritura secuencial, aunque al igual que el X25-M destaca en pruebas de lectura/escritura aleatoria (Lastima que tenga una tasa de escritura secuencial tan baja, de hecho teniendo en cuenta el precio del Intel X25-M de 80 GB (Ronda los 210 € aproximadamente), Intel podría haber sacado un X25-M de 40 GB por unos 125 € aproximadamente que lo posicionaría mejor en relacion precio/rendimiento. Reviews de: Hispazone, Overclock.net (En inglés), AnandTech (En inglés).
  • Intel X25-M “Postville” G2 de 80 GB (Actualmente ronda los 210 €): Tiene una tasa de lectura de 250 MB/seg y “sólo” 70 MB/Seg en escritura secuencial, aunque destaca en pruebas de lectura/escritura aleatoria. Reviews de: Hispazone, Hard-H2o, TomsHardware (En inglés), AnandTech (En inglés) y Legit Reviews (En inglés). Los Kingston SSD Now Series M son remarcados de Intel.
  • OCZ Vertex Turbo de 30GB y 60 GB (Rondan los 165 y 215 € respectivamente): Tiene una tasa de lectura de 240 MB/seg y 145 MB/Seg en escritura secuencial. Reviews (En inglés) de: Guru3D y BenchMarkReviews sobre el modelo de 120 GB.
  • OCZ Vertex Limited Edition (OCZ Vertex LE) con controladora Tailor Made OCZ (Según los datos de este PDF de OCZ, aunque según los datos de las Reviews parece ser que la controladora sería una SandForce SF-1500) de 50 GB (Ronda los 215 € aproximadamente): Tiene una tasa de lectura de 270 MB/Segy 250 MB/Seg en escritura secuencial. Reviews (En inglés) de: Legit Reviews y AnandTech.
  • OCZ Agility2 (SandForce SF-1200) de 50 GB (Actualmente ronda los 215 € aproximadamente): Tiene una tasa de lectura de 285 MB/Seg y 275 MB/Seg en escritura secuencial (Tiene menor cantidad de IOPS que los Vertex2). Reviews (En inglés) de: AnandTech y PC Perspective.
  • OCZ Vertex2 (Controladora SandForce SF-1200) de 50 GB (Actualmente ronda los 235 € aproximadamente): Tiene una tasa de lectura de 285 MB/seg y 275 MB/Seg en escritura secuencial. Reviews de: Guru3d y TechSpot sobre el modelo de 100 GB.
  • G.Skill Falcon/Falcon II (Indilix Barefoot): Tiene una tasa de lectura de 220 MB/Seg y 110 MB/seg en escritura secuencial. Reviews de: Tóxico PC y Hard Concept sobre el modelo de 64 GB; Guru3d y Hardware Canucks (Ambas en inglés) sobre el modelo de 128 GB. Según parece G.Skill va a sacar unos SSD basados en las controladoras SandForce (SF-1200) denominados Phoenix.

Así mismo otros ensambladores de memoria nand flash como por ejemplo:

  • Corsair:
  • Patriot:
  • Supertalent:
  • Mushkin IO (Controladora Indilix) con capacidades de 64, 128 y 256 GB. Reviews en inglés de: Overclockers Club y Benchmarkreviews. Actualmente Muskhin tiene una serie denominada Callisto que utiliza controladoras SandForce 1200 (SF-1200).
  • Crucial:
    • M225 (Indilinx Barefoot) con capacidades de 64, 128 y 256 GB.
    • C300 (Controladora Marvell, como indican en su Data Sheet en formato PDF) con capacidades de 64, 128 y 256 GB y conexión SATA300/SATA2 ó SATA600/SATA3 (Actualmente son los únicos SSD que disponen de esta conexión ya que el resto de modelos son SATA300/SATA2). Reviews (En inglés) de: Benchmarkreviews y Tweaktown.
Crucial Real SSD C300

Crucial Real SSD C300

Han sacado al mercado SSD a tener en cuenta, aunque muchos de ellos sólo se encuentran en tiendas online fuera de España.

Incrementar el rendimiento de un disco duro de 7.200 Rpms




En Noticias3D se puede encontrar un artículo en el que comentan como lograr que un disco duro Seagate 7200.12 (ST31500341AS) de 1,5 TB de 7.200 Rpms (Ronda los 95 €) tenga unas tasas de transferencia superiores superiores a un Western Digital Velociraptor de 300 GB y 10.000 Rpms (Ronda los 195 €), como se puede ver en las capturas de los Benchmark de TechWare Labs, el Seagate obtiene estos resultados:

  • Con una media de 128 MB/seg en lectura de datos (Frente a los 97 MB/seg del Velociraptor).
  • Con una media de unos 125 MB/seg en escritura de datos (Frente a los 96 MB/seg del Velociraptor).

Para llevar a cabo esta modificación utilizan un software “especial” de Seagate (Cada fabricante suele disponer de una propio) denominado Seatools For DOS que permite seleccionar el tamaño del disco seleccionando el tamaño LBAs (Logical Block Addresses) el cual marcan a 589.080.586 (Teniendo como referencia que para 1500,302 GB el numero de sectores LBA sería de 2.930.277.167).

Aunque el rendimiento del Seagate mejora (Como puede apreciarse en los Benchmark), tiene dos desventajas claras:

Primero: El resto del espacio del disco duro (Aproximadamente 1,2 TB) se pierde debido a que la idea es usar la parte más rápida del disco duro (Lo cual obligaría a tener otro disco duro como sistema de almacenamiento de datos), puesto que si particionamos el disco duro en dos particiones:

  1. Sistema Operativo y Software (Programas y Juegos).
  2. Datos de usuario (Documentos, Archivos, Musica, Video, Peliculas, Descargas,…).

Cuando haya que acceder a la partición de datos (Ej: Reproduciendo musica, Viendo una pelicula, Abriendo un fichero,…) el disco duro “perdera” más tiempo en buscarlo (Fisicamente sólo existe un disco duro, aunque a nivel lógico existan dos unidades) y por tanto el rendimiento del sistema de almacenamiento no sera el mismo, además los programas p2p (Ej: eMule, Bittorrent, Ares,…) ejecutan una gran cantidad de operaciones de lectura y escritura de datos lo cual reduce el rendimiento del sistema de almacenamiento si sólo se dispone de un único disco duro, aunque si tenemos un único disco duro (Cosa bastante frecuente) siempre es mejor tener dos particiones (Como se comento en esta entrada: ¿Por qué es bueno hacer particiones a los discos duros?) ya que si el sistema se estropea en principio los datos de la otra particion se mantienen intactos.

Segundo: No gana en tiempo de acceso (El tiempo de acceso es lo que tarda el disco duro en posicionarse en la pista y sector que busca, información de Wikipedia):

  • Originalmente con 1,5 TB según el fabricante tiene unos 8,5 ms (Normalmente los discos de 7.200 Rpms en uso “típico” de unos 13,8 ms como se puede apreciar en esta Reviews de Hard-H2o del mismo disco duro que comento), ya que los 8,5 ms que indica el fabricante suele ser en el “mejor” de los casos.
  • Con las modificacion de 300 GB se “queda” en 10,6 ms, es decir se reducen en 3,2 ms aproximadamente el tiempo de acceso.
  • Originalmente le Velociraptor según el fabricante tiene 4,5 ms (Normalmente en uso “típico” tiene unos 6 ms).

El tiempo de acceso a los datos es bastante lógico, puesto que el Seagate aunque se reduzca el tamaño de la partición el disco duro sigue funcionando a 7.200 Rpms, mientras que el Velociraptor tiene una velocidad de rotación de 10.000 Rpms, además el sobreprecio del Velociraptor se “justifica” entre otras características por:

  • Ser un producto enfocado al sector empresarial donde prima el rendimiento por encima del precio, no esta diseñado para el entorno doméstico aunque evidentemente puede utilizarse.
  • Estar diseñado para utilizarlo 24 horas dia los 7 días de la semana (Lo que se denomina funcionamiento 24/7), durante todo el año.
  • Tener un tiempo de vida superior a los discos convencionales (1,4 millones MTBF, similar al de los SCSI y SAS que son discos del sector profesional), mientras que un disco duro domestico se situa entre las 500.000 y 750.000 horas MTBF aproximadamente.
  • Contar con 5 años de garantía (Muchos discos tiene entre 2 y 3 años de garantía).

En Islabit hay un articulo interesante (Arquitectura y funcionamiento de un disco duro) al respecto, donde comentan los siguiente:

Los discos duros son dispositivos CAV (Velocidad Angular Constante), por lo que las pistas externas se leen más rápido que las interna y por ello los sistemas operativos intentan organizar los datos que más se suelen utilizar, sobre los cilindros externos y así ganas un tiempo de acceso más rápido.

Es decir que con la parte externa del plato conseguimos mayor rendimiento (Es en lo que se basa la modificación que comentan en TechWare Labs (Aunque no se reduce el tiempo de acceso de forma espectacular); sin embargo en ese mismo artículo, también se comenta lo siguiente:

Tened en cuenta que el plato/disco se está moviendo debajo del cabezal a 7200 RPM. Puesto que los discos duros actuales pueden tener hasta cinco platos/discos, cada uno con dos superficies de grabación (llamadas caras), por lo que tienes hasta diez cabezales que cada uno de ellas apunta a su propia superficie. Los cabezales múltiples son parte de un solo mecanismo que los hacen más fáciles de controlar al no poderse mover independientemente.

Es decir que el “peine” del disco duro que contiene las cabezas de lectura/escritura de datos se mueve de forma uniforme, es decir de forma no independiente y por tanto si hay que buscar información en varios platos el tiempo en encontrarla será mayor que si se buscase en un solo plato, por esta razón si se limita el espacio de la partición de Sistema Operativo y Software (Programas y Juegos) se gana rendimiento, sin embargo si aprovechamos el resto del espacio del disco duro (Lo más habitual) se pierde algo de rendimiento en el sistema de almacenamiento.

Realmente este “truco” podría aplicarse a cualquier disco duro de:

  • 5.400 Rpms.
  • 10.000 Rpms.
  • 15.000 Rpms.

El problema es que en le primer caso (Disco de 5.400 Rpms) no tiene mucho sentido ya que el rendimiento debería ser inferior al de un disco de 7.200 Rpms, y por otro lado llevar a cabo este proceso en un disco de 10.000 ó 15.000 Rpms no creo que compense debido a su alto coste debido a que son discos duros enfocados al mercado empresarial.

Aunque actualmente los SSD (Se comentaron en esta entrada: SSD (Solid State Drive, Dispositivo de Estado Sólido): Los nuevos discos duros hay que tener en cuenta que el mercado de dispositivos SSD ha mejorado bastante en cuanto a prestaciones respecto a los modelos comentados en dicha entrada que se pueden considerar incluso casi como “descataloados” actualmente) tienen mejor rendimiento que los Velociraptor aunque eso si menor capacidad de almacenamiento.

Las mayores ventajas de los discos SSD frente a los discos tradicionales son:

  1. Mejores prestaciones (Tasas de lectura/escritura de datos y tiempo de acceso).
  2. Menor consumo.
  3. Reducción del calor producido.
  4. Tiempo estimado de vida que suele ser superior a 1 millón de horas MTBF (Similar al de algunos discos empresariales).
  5. Nivel de ruido nulo, no tienen piezas mecánicas que lo generen como los discos duros actuales.
  6. Mayor resistencia a golpes y vibraciones, aunque no son “indestructibles”.

En cuanto a desventajas tienen:

  1. Alto precio en relacion Precio/GB, las unidades de 32 Gb son las más “asequibles” (Rondan los 100 – 150 €) y aún así son caros.
  2. Tecnología nueva que todavía no se sabe su tiempo de vida ya que las memorias flash tienen un numero determinado de ciclos de lectura y escritura.
  3. Escasa capacidad de almacenamiento si lo comparamos con discos tradicionales.
  4. Problemas de rendimiento con algunas controladoras (Por ejemplo el caso de los OCZ Core Series v1), actualmente esto ha sido superado aunque en el mercado existen SSD de “acceso” como por ejemplo el Intel X25 V de 40 GB que tiene 170 MB/seg en lectura de datos (Bastante buena) pero cuenta “sólo” con 35 MB/seg en escritura de datos (Algo lejos de los 100 MB/seg o más de otros SSD actuales de gama media/alta, claro el X25 V ronda los 100 € y los SSD de gama media alta suelen superar los 100 €, llegando incluso hasta los 150 € en muchos casos.
  5. El tamaño actual es de 2,5″ (tamaño de disco portátil), el estandar en sobremesa es de 3,5″ por lo que hay que recurrir a adaptadores si queremos instalar un disco de este tipo.

Thermal Design Power (TDP) de los procesadores (CPU)


procesadores

Actualmente la tendencia de los fabricantes de procesadores como Intel o AMD entre otros, es hacerlos lo más “ecológicos” posibles para reducir su consumo pero sin disminuir su rendimiento, para ello han desarrollado tecnologías como:

  • Power Now!: Desarrollada por AMD, es similar al C&Q pero se aplica a procesadores de portátiles.
  • Cool’n’Quiet (También se denomina CnQ o Cool & Quiet (C&Q), en español significa: Fresco y Silencioso): Desarrollada por AMD permite reducir la frencuencia (Mhz) del procesador y voltaje cuando no es necesario que funcione a plena potencia, de esta forma ahorramos energía y reducimos el consumo eléctrico. Se aplica a procesadores de Sobremesa. Los procesadores Opteron (de Servidores) utilizan una variante denominada: Optimized Power Management.
  • Speed Steep (EIST): Desarrollada por Intel, su funcionamiento es similar al C&Q de AMD, es decir reduce la frecuencia (Mhz) y voltaje del procesador cuando no es necesario.
  • C1 Enhanced (C1E):  Gestiona la energía que consume el procesador ralentizado algunas funciones del sistema cuando no están en uso para reducir el consumo global de energía, lo usan tanto Intel como AMD.

Para poder aprovechar estas tecnologías de ahorro energético es necesario tener un sistema operativo compatible con ellas como por ejemplo: Windows XP, Windows Vista o Linux (a partir del Kernel v2.6).

Si se hace overclock (forzar una pieza por encima de sus valores de fábrica) suele ser recomendable desactivar los modos de ahorro de energía comentados, aunque si la placa base los aplica correctamente pueden dejarse.

Sin embargo aunque los fabricantes de procesadores (AMD e Intel) incluyen este tipo de tecnologías en sus procesadores, los TPD de sus procesadores son diversos por ejemplo:

  • AMD Athlon64 x2 6000+ AM2, core “Windsor” fabricado a 90 nanometros (90 nm) con 3 Ghz por core y 1 MB L2 por core, tiene un TPD de 125w, algo lejos de los 89w que tenían otros procesadores “Windsor” de menor velocidad, muy lejos de los 65w de los “Windsor EE” (Energy Efficient), e incluso lejísimos del Athlon X2 3800+ EE (Energy Efficient) SFF (Small Form Factor) con 2 Ghz por core, 512 KB L2 por core y un TPD de tan sólo 35w, diseñados para equipos tipo Barebone donde los sistemas de disipación son más limitados al haber menos espacio físico.
  • AMD Athlon64 x2 6000+ AM2, core “Brisbane” fabricado a 65 nanometros (65 nm) con 3,1 Ghz por core y 512 KB L2 por core, tiene un TPD de 89W, algo lejos de los 65w que tenían otros procesadores “Brisbane” de menor velocidad e incluso muy lejos de los 45w de los “Brisbane EE” (Energy Efficient), como es el caso del 4850e (2,5 Ghz por core y 512 KB L2 por core) y 5050e (2,6 Ghz por core y 512 LB L2 por core).
  • Los nuevos AMD Phenom tienen un TPD que oscila entre los 140w (del Phenom x4 9950) y los 89w de algunos Phenom x3.
  • Los “antiguos” Pentium 4 core “Prescott” tienen un TPD que oscila entre los 130 y 68w.
  • Los Core 2 Duo/Quad tienen un TPD que oscila entre los 136w y los 65w.

Logicamente cuanto mayor sea el TPD de un procesador mayor cantidad de calor producira y por lo tanto será necesario un sistema de refrigeración mejor si no queremos ver altas temperaturas en el procesador con los consecuentes “problemas” como por ejemplo:

  • Reducción de Mhz, los primero Pentium 4 integraban una tecnología denominada Thermal Throttling que en caso de sobrecalentamiento reducían los Mhz del procesador, lo cual generaba una pérdida de rendimiento en aplicaciones exigentes.
  • Reinicios o Apagados del equipo, casi todas las placas base actuales dispone de sistemas de aviso (alerta) en caso de sobrepasar una temperatura especificada en BIOS e incluso pueden llegar a apagar el equipo si se sobrepasa otra temperatura superior a la anterior también especificada en BIOS para que de esta forma se eviten posibles daños al procesador por sobrecalentamiento.

Más información en: